Trucos para evitar que el perro tire de la correa

Todo lo que siempre quisiste entender sobre Trucos para evitar que el perro tire de la correa con toda la info actualizada. Estas en Aprendizaje – Niveles de adiestramiento-Educación básica

Cómo evitar que el perro tire de la correa es un tema que desvela a muchos dueños a la hora del paseo. Te contamos algunos trucos para sortear episodios de tensión y que logres disfrutar a pleno de una caminata con tu mascota.

Enseña a tu peludo a copular de un paseo divertido

Partamos de la saco de que el peludín debe asociar desde un primer momento el paseo con poco divertido y placentero. La correa es una parte esencial de esa actividad.

Por eso, es indispensable que el tironeo de la correa no forme parte de esta rutina. Para conquistar este objetivo, debes enseñarle a caminar correctamente adyacente a ti.

Pero, como en todo entrenamiento canino, recuerda que las cosas no se aprenden de inmediato. Todo lleva su oportuno tiempo. Así que debes armarte de paciencia y utilizar siempre el refuerzo positivo: ignora lo malo y premia los avances de tu amigo de cuatro patas.

Elige la correa adecuada

Primero y principal: es muy importante designar una correa adecuada. Eso dependerá de cada perro. De todas formas, las menos recomendables en momentos en que estamos tratando de enseñar al peludo a que no tironee, son las extensibles.

Adicionalmente, en ningún caso debes utilizar collares de castigo. Por ejemplo:

  • De ahogo
  • De pinchos
  • De impulsos eléctricos

Algunos modelos de arreos pueden ser enseres asimismo en estos casos, sobre todo para quitar tensión del cuello del animal cuando tira.

No dudes en consultar a especialistas en el tema para que te aconsejen sobre las mejores opciones. Igualmente es bueno que no te quedes con una sola opinión al respecto.

Camina a buen ritmo. Muéstrate calmado y tranquilo. Hazle entender que tú controlas la situación.

Y, sobre todo, no tires tú de la correa.

No respondas a los tirones con más tirones

Lo peor que puedes hacer cuando tu mascota tira de la correa es tirar tú más resistente. Lo único que ganarás es lesionar el cuello de tu peludo y volver el paseo una experiencia traumática para uno y otro.

Para intentar sortear el tironeo, prueba con:

  • Premiarlo con trozos de alguna comida de su complacencia antaño de que comience con los tirones. Así el perro estará más irresoluto de ti y caminará perfectamente cerca. Cuando se acostumbre a pasar a tu banda, debes ir espaciando las recompensas comestibles y reemplazándolas por caricias o palabras de aliento.
  • Detener tu marcha cuando tu mascota principio a atracarse de la correa. Retómala cuando se tranquilice.
  • Caminar a buen ritmo. Los canes suelen pasar más rápido que nosotros. Si vas muy sosegado, seguramente comenzará con los tirones.
  • Demostrar siempre calma y seguridad, para que entienda que el que controla la situación eres tú y no él.

Permítele ser perro

Para quitarle ansiedad a tu mascota y conquistar que el paseo sea un momento relajado para uno y otro, debes dejar asimismo que se comporte como el perro que es. Esto implica, entre otras cosas, que:

  • Marque condado con su orina
  • Rastree olores diversos
  • Busque relacionarse con sus pares

Dale tiempo para estas actividades. Estos son los momentos en que deberás abstenerte tú de tirar de la correa, dejar tu ansiedad a un banda y permitirle que explore tranquilo.

Otros trucos para evitar que el perro tire de la correa

En tu esfuerzo de conquistar un paseo agradable con tu peludo, puedes probar asimismo con estas opciones:

  • Acostúmbralo al uso de la correa antaño de llevarlo a la vía pública. Puedes ponérsela en el interior de la casa para que se familiarice con ella.
  • Antiguamente de sacarlo a pasear,juega un rato con él en el interior del hogar, para que se canse un poco. A veces el tironeo puede deberse a que el perro necesita realizar maduro actividad física.
  • No le hagas notar que la hora de salir se acerca. Así le quitarás ansiedad a la situación.
  • Nunca cruces la puerta de la calle si el animal se muestra demasiado variado o ansioso. Calma a que se calme.

Así que no te des por vencido. Aunque parezca difícil, con paciencia y sexo todo se logra. Incluido que tu peludo deje de tirar de la correa.