Todo sobre el perro sin pelo del Perú

Todo lo que siempre quisiste enterarse sobre Todo sobre el perro sin pelo del Perú con toda la info actualizada. Estas en Razas – Perros-

Entre las razas más curiosas o raras del mundo se encuentra el perro sin pelo del Perú o “Viringo”,adecuado a la desaparición de pelaje en la viejo parte de su cuerpo.

Sin retención, este peculiar perro ha sabido ganarse la sorpresa y el cariño de muchos siendo claro Patrimonio de su nación de origen en el 2001.

Si proporcionadamente existen en el mundo varias razas de perros sin pelo, casi todas procedentes de Sudamérica, como el Crestado Chino, el Xoloitzcuintle mexicano, o el Pila argentino, tienen características muy particulares que los hacen diferentes.

Origen

Aunque no existe un consenso sobre su origen, se presume que este pudo calar al continente a través del Cartuchón de Bering durante el poblamiento de América.

Otra hipótesis que se maneja es que fueron introducidos por colonos chinos a su arribada al país peruano, o la de que fueron traídos por nómadas africanos, teniendo en cuenta su origen en el Canis Africanus (a diferencia de la mayoría de razas que provienen del Canis Comunis).

Sin retención, la evidencia arqueológica indica que la presencia de esta raza en el Perú data de más de tres mil abriles, y se pueden apreciar representaciones a través de figuras de arcilla y espinilla, cerámicas y vasijas.

Antiguamente se usaban como perros de compañía, aunque asimismo eran usados adentro de los rituales, donde se incluía la ingesta de su carne de modo ceremonial como reemplazo de la carne humana.

Actualmente son muy apreciados y suelen ser un poco más costosos que otras razas, aunque esto dependerá del estado del perro y su clase.

En 2001 se dispuso que debe tener un ejemplar de esta raza en todos los museos o zonas arqueológicas que cuenten con condiciones que permitan su crianza en la costa peruana.

Características

Fue obligado oficialmente como raza en 1985 por la Tratado Cinecológica Internacional (FCI).

Descrito como un perro ágil y fornido situado entre los perros primitivos, lo cual quiere aseverar que sus características morfológicas no han variado en muchos siglos.

De acuerdo con las especificaciones de la FCI, la inicio de esta can tiene forma de diamante, hocico alargado, con orejas puntiagudas y erectas. Incluso tiene la espalda recta y un torax fuerte y desarrollado, que le permite pasar grandes distancias a buen ritmo sin cansarse.

El tamaño varía entre los 25 y los 65 centímetros, teniendo como proporción que lo que mide de prolongado del pecho a la huesito dulce, lo mide de detención del carretera a la cruz (espinazo).

Son perros muy proporcionadamente adaptados a los climas cálidos pero, adecuado a la desaparición de pelo, en las temporadas frías deben usar abrigos, pues a causa de esto pueden padecer afecciones respiratorias.

No obstante, su característica principal es la desaparición de pelo, ya sea parcial o total. Esta particularidad se debe a que el Viringo tiene el síndrome de hipoplasia ectodérmica, que causa su alopecia.

Debes tener muy presente que esta misma condición hace que carezca de premolares y que tenga tendencia a perder los dientes en edades tempranas. Incluso presentará uñas frágiles, por lo que debes ser cuidadoso y proporcionarle una viandas rica en calcio, así como cuidar su vigor dental.

A pesar de que la calvice es reconocida como una muestra de pureza, asimismo son válidos ejemplares con poco del pelo, en particular en la inicio, las patas y en la punta de la huesito dulce, aunque estos son más una especie de lunares peludos de color blanco, anodino o amarillo.

La piel de este perro es excepcionalmente gruesa aunque, al estar desprotegida, tiende a rasgarse con facilidad. Funciona para cuidar al perro de los rayos del sol y cuenta con una velocidad de cicatrización superior a la de otros canes.

No obstante suele quemarse fácilmente, por lo que puede sufrir de insolación o llagas tras una exposición prolongada. 

Temperamento

Son perros sumamente cariñosos y apegados a su cuidador. Tienden a tener un poco de energía extra, así que el adiestramiento y los paseos son fundamentales para que no desarrollen problemas de conducta.

A pesar de ser perros muy sumisos y fieles, encima de ser tolerantes con los niños, suelen ser desconfiados con los extraños.

Esta característica, sumada a un oído sumamente agudo, los hace buenos perros guardianes, en singular a los ejemplares más grandes.