Setter Inglés: la raza y patologías asociadas

Todo lo que siempre quisiste enterarse sobre Setter Inglés: la raza y patologías asociadas con toda la info actualizada. Estas en Razas – Perros-

El Setter Inglés es una antigua raza de perros de caza que debe su nombre a la forma que tiene de apuntar a sus presas, apoyando su vientre sobre el firme.  Es un bello e inteligente animal harto de energía, al que no le gusta estar solo. Y, por suerte, ahora es más global encontrarlo en los hogares como mascota que al servicio de un cazador.

Un perro especializado en la caza de aves

El origen de estos perros se remonta al siglo XIV, en Francia.  Llamados Spaniel de muestra en un primer momento, fueron utilizados para cazar aves, sobre todo perdices y codornices, ya que no hacen ruido mientras persiguen a sus presas en distintos tipos de terrenos.

Pero el Setter inglés contemporáneo puede decirse que surgió en el siglo XIX, cuando Edward Laverack, un admirador a la caza, crió a estos peludos durante más de medio siglo de forma absolutamente endogámica.

En la hogaño, hay dos líneas en esta raza de canes. Una es de animales de longevo tamaño, con grandes flecos y aptos para los concursos de belleza. La otra presenta ejemplares más pequeños e ideales para el trabajo en el campo.

Características físicas del Setter inglés

 

Los Setter  son perros de corte mediano y de apariencia y movimientos elegantes. Las hembras presentan una prestigio de entre 55 y 65 centímetros y los machos de entre 57 y 68. El peso promedio se ubica entre los 25 y los 30 kilogramos y, la esperanza de vida, entre los 11 y los 15 abriles.

Sus luceros son brillantes y trasmiten una ojeada dulce y expresiva. Las orejas, por su parte, son de inserción quebranto y cuelgan dobladas, formando pliegues acertadamente definidos.

El pelaje es levemente ondulado, dadivoso y sedoso y presenta un moteado característico, con manchas acertadamente difuminadas. Pero además destaca por sus largos flecos en las cuatro patas.

Por su parte, la nalgas -que además tiene flecos- es de largo media y no se dobla con destino a hacia lo alto, sino que queda horizontal, con una forma de cimitarra.

El Setter inglés es un perro inteligente y elegante, especializado en la caza de aves pero que hoy se lo encuentra como mascota en muchos hogares. Su pelaje moteado y con largos flecos es otra característica que destaca en esta raza de bellos canes.

Conoce el carácter de este elegante peludo

Muy amistosos y de carácter afable, estos canes son ideales para personas muy activas. Por eso resultan perfectos para recrearse con niños. Pero no destacan como guardianes, ya que son animales muy confiados, incluso con los desconocidos.

Son unos peludos que necesitan de mucha estímulo física para poder pagar la gran energía que tienen, aunque pueden conservarse a adaptarse acertadamente a espacios reducidos.

Inteligentes, afectuosos y ágiles, se requiere de paciencia para su entrenamiento. Y es que presentan una  tendencia a la toma de decisiones independientes, pues han sido criados durante siglos para trabajar a distancia del cazador.

Algunos problemas de sanidad del Setter inglés

El Setter inglés es generalmente un animal sano. Pero, como sucede con todas las razas, es propenso a desarrollar determinados inconvenientes de sanidad. Entre ellos:

 

  • Displasia de cadera. Es una condición hereditaria pero que además puede ser provocada por factores como el rápido crecimiento por una dieta incorporación en calorías, lesiones al saltar o caídas.
  • Displasia de codo.  Se proxenetismo de una anomalía hereditaria que afecta a esta articulación y que provoca cojera en las extremidades anteriores.
  • Problemas de las orejas y oídos, como suele suceder  con muchas razas de orejas largas y colgantes.
  • Alergias cutáneas, a causa de su piel sensible.
  • Dilatación gástrica, que puede dar paso a una torsión de estómago.
  • Rotura en la nalgas. Esta agravio es provocada porque,  cuando se mueven, están  agitando el rabo de forma constante. Es habitual que esta se produzca en la punta y al apalear contra poco.

 

Por otra parte, es una raza liviana de cuidar, siempre que se le de una dieta apropiada a sus distintas etapas de expansión y tenga los controles veterinarios adecuados.