¿Qué dice el rabo de tu gato?

Todo lo que siempre quisiste asimilar sobre ¿Qué dice el rabo de tu felino? con toda la info actualizada. Estas en Animales – Animales domésticos-

Los gatos tienen un lenguaje corporal muy rico a través del cual se comunican con otros gatos y con los humanos. Sus gestos, vistazo, y maullidos indican cómo se siente o qué es lo que está pidiendo. Los gatos mandan señales constantemente que indican si está enfadado, contento, enfermo, tiene deseo, quiere mimos… a través de sus orejas, sus fanales, los bigotes… y la nalgas. Aquí veremos qué cosas puede decirte el rabo de tu felino.

¿Qué significan los movimientos del rabo de mi felino?

Los gatos pueden mover su nalgas de diferentes maneras para indicar diferentes cosas. Como regla militar, los movimientos suaves y pausados indican calma, bienestar y ganas y de aventurar y los movimientos rápidos y bruscos indican miedo o descontento. Desglosado, la nalgas puede coger diferentes posiciones dependiendo de las intenciones del felino.

Si el felino quiere o está esperando poco, su nalgas estará inmóvil y rígida en torno a hacia lo alto. Si por el contrario, aunque esté totalmente estirada o estirada con la punta en torno a debajo, se está moviendo de hacia lo alto debajo, el felino estará adecuado y con ganas de aventurar. Si la nalgas está estirada casi a la valor del dorso, pero un poco en torno a hacia lo alto, entonces el felino presenta una posición afectuoso y se le puede acariciar sin problemas.

Al contrario que los perros, si mueve la nalgas de un flanco a otro, ya sea estando de pie o sentado, significa que el gato está enfadado y es mejor dejarle en paz por un rato. Cuanto más la mueva, más enfadado estará. Si la nalgas está desvaloración, indicará tristeza y si la lleva entre las patas el felino estará disgustado, tendrá miedo o habrá acogido una posición sumisa.

Si la nalgas está tenuemente encorvada y apuntando al suelo, el felino habrá acogido una posición defensiva y si el rabo está en torno a debajo entonces estará en posición agresiva o habrá acogido una posición de ataque. Ten cuidado si ves a tu felino en esta posición, porque puede saltar contra ti.

Es muy probable que hayas conocido a tu felino sentado, mirando por la ventana y con la punta del rabo moviéndose lentamente en torno a los lados. Este movimiento indica que el felino está concentrado o pensando y normalmente va acompañado de una inclinación de la vanguardia.

Si el felino balancea su nalgas de a espaldas en torno a delante, está en su forma más salvaje. Este movimiento se utiliza para atisbar a una presa y arremeter sobre ella. Posiblemente lo observarás cuando tu felino juegue con tus ovillos de pelo, o con sus juguetes. Si la nalgas de un felino se tournée repentinamente, cuidado. Significa que el felino está despierto para atacar si la persona no retrocede. Es una advertencia para indicar que quiere que le dejes en paz, así que deja de acariciar a tu felino si le ves en esta posición.

A veces los gatos mueven la nalgas mientras duermen. Esto indica que están soñando y probablemente pretendan estar persiguiendo a un pájaro o a un conejo. Este movimiento provoca ternura y es muy agudo ver al felino sonámbulo de nalgas.

Encima de para indicar estados de actitud y requerir cosas a sus dueños, la nalgas del felino incluso puede utilizarse como trasto. Las mamás felino suelen utilizar su nalgas para entretener a sus cachorros. De esta forma los tiene controlados, encima de estimular su motricidad, curiosidad e instinto de caza. De la misma forma, no es infrecuente ver un gatito jugando a perseguirse el rabo, seña que siempre hace sonreír a los humanos y que puede tener entretenido al felino durante horas.