¿Qué debes saber si vas a llevar a tu perro al parque?

Todo lo que siempre quisiste conocer sobre ¿Qué debes conocer si vas a transigir a tu perro al parque? con toda la info actualizada. Estas en Contemporaneidad – Apadrinamiento-Responsabilidad

En casi todos los países del mundo las cosas se complican y cada vez se piden más legalidades en todo. Con nuestras mascotas no es diferente siquiera. Aunque quizá a veces nos puedan parecer pesadas, siempre se realizan velando por la seguridad de nuestra mascota y por nuestra propia tranquilidad, por eso es importante tencer ciertos detalles claros cuando llevas a tu perro al parque.

No es raro ver peleas de perros en los parques. Estas, en su mayoría, son generadas por descuido de desconocimiento por parte de los dueños acerca de qué deben conocer y hacer ayer de ir con su perro al parque.

Reglas para transigir a tu perro al parque

Lo primero que debes conocer es que tu perro es tu responsabilidad, y por consiguiente, cualquier desnivel que él sufra o que le haga sufrir a otros tendrás que asumirlo tú. Puede ser mordido o morder, darse un asalto o cualquier otra cosa.

Otro detalle que no debes olvidar es que cada perro es un mundo y que no a todos les gusta ir al parque a jugar. Algunos canes pueden ser demasiado tímidos o demasiado miedosos  y pueden no sentirse cómodos en un parque atiborrado de peludos.

Manido esto, ¿qué debes tener en cuenta para que el rato que lleves a tu perro al parque sea agradable y no se convierta en un problema?

Designar el parque

Esto es poco importante, pues no todos los parques para perros son seguros, especialmente si quieres tenerlo sin correa. Por eso el parque consumado debe tener las siguientes características:

  • Debe estar cercado. Una cerca podrá evitar que si hay una pelea o tu perro se asusta por poco salga corriendo con destino a la carretera creando el peligro de que lo atropellen.
  • Dos puertas. Que tu perro sea amistoso no significa que otros lo sean y dos puertas en diferentes lugares puede facilitarte la huida en caso de que sea necesario.
  • Normas de seguridad a la pinta. Esto es importante para que tú puedas conocer cómo comportarse y para conocer cómo deben hacerlo otros y poder advertirles en caso de que fuera necesario.
  • Bebederos. Aunque seguramente le llevarás agua, nunca sabes cuánto se puede ampliar la cosa y probablemente tu perro pronto tenga sed, por lo que unos bebederos cerca siempre serán de gran ayuda.
  • Examina el parque. ayer de entrar, vigila cuántos perros hay y el comportamiento que tienen para evitar contratiempos.

Cartilla actualizada de vacunas

Esto es poco permitido requerido en muchos países. Tu perro deberá estar vacunado y completamente al día con todas sus vacunas. Esto ayudará a tu mascota en caso de ser mordido o de que muerda a otro perro o persona, que esperemos que no suceda.

En la mayoría de parques para perros la vacuna de la enojo es obligatoria.

Perro obediente

Asegúrate de que tu perro está educado lo suficiente como para acatar órdenes sencillas incluso bajo presión, tales como «ven», «suelta», «tranquilo». Esto será de gran ayuda en caso de que ocurra un incidente.

Lleva lo necesario

Cuando vas con tu perro al parque no es una opción dejar el teléfono móvil en casa, pues este será de gran ayuda en caso de emergencia, perfectamente sea para tu can o para ayudar a otros.

Aunque en la mayoría de parques hay dispensadores de bolsas para la caquita, lleva siempre algunas por si estos se vacían calibrado en el momento oportuno.

Intenta hacerte con algún objeto que pueda detener un pelea, como una corneta de corriente, por ejemplo, o un silbato. Y por supuesto no olvides la correa de tu perro.

No le quites ojo

No es que tengas que estar a la defensiva todo el tiempo, pero mantén vigilado a tu perro todo el tiempo así como a los demás canes. No des por sentado que tu animal nunca hará daño a otro, pues no sabes cómo puede reaccionar en situaciones por las que quizá nunca ha pasado.

Esto es lo que consideramos más importante a tener en cuenta cuando lleves a tu perro al parque. ¡Buen paseo!