Qué debe contener un maletín de primeros auxilios para mascotas

Todo lo que siempre quisiste enterarse sobre Qué debe contener un maletín de primeros auxilios para mascotas con toda la info actualizada. Estas en Vigor – –

¿Conoces la importancia de tener un maletín de primeros auxilios para mascotas? Si la respuesta es negativa, te enseñamos por qué debes tenerlo y qué debe contener.

¿Por qué tener un maletín de primeros auxilios para mascotas?

Tener esta clase de maletines de emergencia a mano es importante porque te permiten darle una primera atención a tu mascota en caso de una eventualidad que no sea de mucha emergencia, por ejemplo, en caso de cortes, mordidas o quemaduras superficiales.

Igualmente, en caso de una herida veterano, te podrán ayudar a dominar los mercancía de una herida hasta el momento en que llegues al veterinario, quien le dará a tu mascota la atención requerida, por ejemplo, realizar un vendaje provisional o desinfectar.

Recuerda que debes revisar la momento de caducidad de los nociones que componen el casa de socorro por lo menos una vez cada dos meses, para asegurarte que no se encuentren vencidos en el momento en que necesites usarlos.

¿Qué debe contener un casa de socorro de primeros auxilios?

Si proporcionadamente, existen diferentes tipos de productos que puedes usar para completar tu casa de socorro, que van desde los más sencillos hasta los más complejos, igualmente variando sus costos, hay algunos nociones básicos que no debes olvidar:

  • Suero fisiológico: El suero fisiológico es consumado para apañar heridas, pues está compuesto por agua mezclada con electrolitos y es completamente desinfectado. El suero es útil para apañar cualquier tipo de herida, ya sea infectada o no, o si se encuentra abierta y sangrando. Otro uso que le puedes dar a este suero es para apañar los fanales de tu mascota.
  • Gasas: Las gasas son importantes en el momento que tengas que apañar una herida o desinfectarla. Existen varias presentaciones, pero lo importante es se mantengan estériles para evitar infecciones provocadas por la contaminación de los implementos de desinterés.
  • Agua oxigenada o vino: El agua oxigenada se utiliza para desinfectar heridas o evitar futuras infecciones. Igualmente, puedes usar algunos desinfectantes yodados. Sin incautación, ten en cuenta que, de usar vino, puedes causar dolor a tu mascota y que este se resista al proceso de curación.
  • Vendas: Las vendas se usan sólo para inmovilizar momentáneamente algún miembro del animal mientras lo llevas al veterinario. Esto se debe a que es muy popular empeorar las lesiones en una mascota por aplicar un mal vendaje.
  • Termómetro: Tener un termómetro a mano es excelente para los momentos en que tienes sospecha de fiebre. Recuerda que este debe ser especializado y de uso rectal.

  • Pastilla de labia de vaselina: Es importante apañar las heridas producidas por mordeduras. Por lo tanto, tener labia de vaselina (o de coco) es recomendable para apañar las heridas, pues estos no contienen vino y evitan las infecciones producidas por la saliva.
  • Pinzas: Unas pinzas largas y delgadas te serán de mucha utilidad en peculiar para agarrar cosas, como penalidades, cristales, etc, que se puedan tener incrustado en tu mascota. Incluso, puedes usarlas para retirar garrapatas.
  • Cuentagotas: Los goteros se usan para ordenar medicamentos que tu veterinario haya recetado. No uses jeringas para esto porque corres el peligro de que tu mascota lo aspire y esto será peor.
  • Tijeras pequeñas: Las tijeras las usas para cortar gasas o vendas, o mechones de pelo en caso de que poco haya quedado enredado y no se lo puedas quitar.

Ten en mente que lo mejor es no tener medicamentos en el casa de socorro, pues estos pueden crear reacciones adversas que puedes desconocer. Lo mejor es que cualquier medicamente que utilices en tu perro sea recetado por el veterinario.

Recuerda perdurar tu casa de socorro en un espacio designado y en completo orden. Esto te permitirá un ataque rápido a los nociones que contiene y, en caso de emergencia, podrás representar con veterano celeridad.