¿Puede un gato comer la comida de perro?

Todo lo que siempre quisiste asimilar sobre ¿Puede un micho engullir la comida de perro? con toda la info actualizada. Estas en Viandas – –

Los perros y los gatos son muy diferentes y uno y otro tienen distintas deposición. Perfectamente sean estas médicas, emocionales, nutricionales o de otra índole, perros y gatos no pueden meterse en el mismo cajón, por así decirlo. Son muchas las personas que creen que la comida de perro y la de micho son similares y que uno y otro pueden comerlo, pero, ¿es cierto? Hay muchas razones por las que dar a un micho comida de perro es una mala idea. Vamos a verlas.

Comida de perro vs comida de micho

La comida de perro está compuesta básciamente por Beta Caroteno, que es un compuesto que el organismo canino es capaz de cambiar en vitamina A.

Los gatos no tienen esta capacidad, por lo que ellos necesitan un alimento que ya contenga vitamina A. Adicionalmente, los felinos todavía necesitan Taurina, un aminoácido que los perros son capaces de crear.

El alimento canino es bajo en grasas y en proteínas y suspensión en vitaminas, ya que es obediente que los canes tengan sobrepeso. Sin retención, los gatos necesitan un suspensión contenido proteíco y todavía en grasas, por lo que si alimentáramos a un micho con comida de perro podría causarle desnutrición y enfadar gravemente.

Claro, esto si se hace de forma continuada. Tu micho no va a expirar si un domingo en que todo está cerrado se ha quedado sin comida y le das de tu perro, aunque lo recomendable sería que ese día le dieras de tu comida o salchichas o atún, pero si no hay opciones, no puedes dejarlo sin engullir.

Aunque por mucho que a tu micho le pueda desear la comida de tu perro, olvídalo, no es lo que necesita.

Lo mismo sucede en el caso de los perros: no pueden engullir comida de gatos.

Consejos para que tu micho coma su comida

Es posible que tengas un micho y un perro y que uno y otro se líen un poco con su comida. O quizá a uno le guste más el olor y el sabor de la del otro. Si no puedes enseñarle a que cada uno coma la suya e identifique su comedero, puedes hacer varias cosas:

  • Cambiar el comedero. No pongas dos comederos iguales, pues esto confundirá a uno y otro animales. Escoge formas y colores diferentes y muéstrales cuál es de cada quien.
  • Ponlos en lugares diferentes. Haz que cada uno de ellos coma en lugares de la casa distintos. Si es necesario, vigilante la comida en algún extensión que nadie difusión y no la saques hasta que te la pidan.
  • Marca horarios. Si dejas la comida ahí a traza de uno y otro no tardarán en ir a buscarla y es probable que se coman la que no es suya.
  • Enséñales comandos. Aunque esto suele funcionar más en perros, los gatos todavía pueden cultivarse comandos como «deja eso» o «no». Te ayudará cada vez que veas a tu micho acercarse a la comida ajena.

Recetas de comida casera para gatos

Claro, puede acontecer que se termine la comida de micho un día en que no quiere o no puedes salir de casa. Sé previsor y acento con tu veterinario para ver qué tipo de alimentos puedes dar a tu micho. Aquí te dejamos unas ideas que ya sabrás si tu felino puede engullir o no.

  • Albóndigas. Llenas de proteínas, serán un alimento excelente para tu micho. La carne puede tener un poco de lípido, pero vigila que no sea demasiada pues los gatos todavía sufren sobrepeso. Añade verduras, pues recuerda. tu micho todavía necesita vitaminas, especialmente la A.
  • Atún con vegetales. Es tan obediente como coger una bote de atún, a ser posible en agua, escurrirlo proporcionadamente y mezclarle trocitos de zanahorias u otros vegetales. No le añadas ni sal ni ningún otro comdimento.
  • Salmón. Un pedazo de salmón al grill volverá perturbado a tu micho. No hay carencia que le guste más que el pescado. Si no tienes salmón, puedes hacerlo con otro pescado, pero no sabemos si tu micho te querrá más por ello.

Estas son solo unas ideas, pero tú mejor que nadie conoces a tu amigo y sabes lo que le gusta. eso sí, recuerda que darle otro tipo de alimento es solo para una aprieto, no debes tomarlo como costumbre.