Pre y post alimentación: algunos consejos

Todo cuanto siempre y en todo momento deseaste saber sobre Pre y artículo alimentación: ciertos consejos con toda la info actualizada. Estas en Nutrición – –

Una nutrición correcta para nuestra mascota contribuirá a que sea un cánido sano y feliz. Mas ya antes de empezar hemos de saber qué consejos seguir anterior a darle de comer y asimismo después. Desde luego que no todos y cada uno de los canes son iguales mas estos son unos consejos estándar que servirán para todo género de pilosos.

Consejos pre alimentación

Si jamás ya antes has tenido un cánido y no sabes realmente bien de qué forma actuar, ten presente estos consejos para favorecer al buen cuidado y la buena nutrición de tu mascota:

  • No debes olvidar que tu nuevo amigo aparte de comestible precisará bebida. Es esencial que jamás le falte agua fresca y limpia. Lo idóneo es que lo pongas cerca de su comida.
  • Si tu cánido es un cachorrito, aunque hayas comprado comestible singular para cachorros, posiblemente le cueste ingerirlo debido a la debilidad de sus dientes. Es esencial que hasta el momento en que se acostumbre lo asistas mojando los granos de pienso en un tanto de agua para facilitarle la ingestión.
  • Aunque el comestible de tu mascota habrá de ser seco, esto es pienso, asimismo va a poder comer esas latas comerciales que le chifan, mas siempre y en todo momento como un extra puesto que no le facilitan la digestión cuando son consumidas en demasía.
  • Asegúrate de saber realmente bien qué cantidades deberá ingerir tu mascota. Por norma general estas van a estar marcadas en la bolsa de comestible que adquieras, mas siempre y en todo momento es bueno preguntar con el veterinario que hayas escogido.
  • No dejes que tu amigo coma de tu comida o huesos; estos podrían ocasionarle grandes daños en su aparato digestible.
  • Vigila que el comestible no cambie de textura o bien de color puesto que puede haberse perturbado malamente y podría ocasionar daño a tu mascota.
  • Vigila la manera en que come tu mascota. Si lo hace con demasiada ansiedad es mejor que le des raciones pequeñas múltiples veces.
  • Un cánido adulto puede sostenerse bien comiendo cada 12 horas, esto es, un par de veces al día. En el caso de una cachorro va a ser diferente, consulta con tu veterinario.
  • Dale su espacio, déjalo comer y no lo incordies. ¿Te agrada a ti que te acaricien el pelo mientras que comes?

Consejos artículo alimentación

Durante o bien tras la nutrición asimismo hay consejos a proseguir que te van a ser útiles. Mira estos:

  • Si tienes múltiples perros y comen en un mismo comedero, vigila que sus principios de jerarquía no hagan que unos coman más que otros. Esto es esencial para la buena nutrición y el desarrollo de todos. Si piensas que los dominantes dejan a los más enclenques sin comer, aparta las raciones y dales de comer de uno en uno a fin de que cada uno de ellos ingiera lo justo y preciso.
  • Hazle su reconocimiento incesante, no solo de desparasitación y vacunas sino más bien asimismo de su peso para asegurarte de que no come aproximadamente de la cuenta.
  • No lo saques a hacer ejercicio hasta el momento en que no haya pasado cuando menos una hora tras su comida. Podría ocasionarle un corte de digestión.
  • Si tu cánido no acaba su ración no la vuelvas a guardar en el bulto original ni tampoco en cajones en los que haya productos tóxicos.
  • No dejes que otros animales que estén enfermos compartan el alimento en exactamente el mismo comedero. Dales de comer en lugares diferentes.
  • Si precisas, quieres o bien el veterinario te ha recomendado mudar el alimento, no lo hagas bruscamente sino más bien poco a poco. Probablemente si lo cambias de una sola vez tu animal se quede múltiples días sin comer.

¿En qué momento mudar la nutrición de tu cánido?

Estos cambios acostumbran a hacerse cuando la mascota pasa de cachorro a adulto o bien de adulto a anciano. Esto sucede por el hecho de que la edad marca unas necesidades que no son exactamente las mismas en todos.

Los cambios radicales de comida podrían provocar alergias y otro género de afecciones en tu animal. Asegúrate por ende que el comestible que le proporciones sea el conveniente. Lo mejor para ello, charlar con tu veterinario.

Autor de la imagen principal: Art Siegel