¿Por qué lloran los perros?

Todo lo que siempre quisiste memorizar sobre ¿Por qué lloran los perros? con toda la info actualizada. Estas en Animales – Animales domésticos-

Pocas cosas nos dan tanta tristeza como ver a nuestro can lagrimear. No obstante, en ocasiones lo hace sin causa vistoso. Estaba tan tranquilo y de repente estalla en llorera. ¿Cuáles son las razones por las que lloran los perros?

Estas quizá varíen por la años del perro, pero creemos que al menos hay 5 razones principales por las que lloran. Nos duele escuchar su llorera, pues creemos que hay poco que estamos haciendo mal, pero nadie más allí de la verdad.

Para tu tranquilidad y a modo de información, te lo contamos.

Las 5 razones por las que lloran los perros

Es natural que podamos mal entender comportamientos de los perros porque intentamos compararlos con nosotros. ¿Qué hace un humano cuando no está a gustillo o cuando poco le causa dolor? Sollozar. Pero eso no significa que estas todavía sean las razones por las que los perros lo hacen.

Ellos, a diferencia de nosotros, no segregan lágrimas y no se lamentan ni sollozan cuando están tristes o poco les aflige. Del mismo modo que los ladridos, los llantos de los perros son un modo de comunicación.

Lo que sí tienen es una gran capacidad de asociación. Por ello es posible que si tu perro llora muy a menudo, ya haya relacionado el hecho de hacerlo con ser atendido o cobrar cariño y lo siga haciendo para aldabear la atención.

Estas son las que se han contrario como razones principales por las que lloran los perros:

Echan de menos a su tribu

Los cachorros son los reyes del llorera. Uno de los principales motivos es porque quieren estar con su tribu. Cuando un cría nace, hay un proceso llamado Imprinting que obliga a los cuidadores a que permanezcan los dos primeros meses con su causa y sus hermanos para tener dotes de socialización.

Por ello, es probable que un pequeño cachorrito se pase llorando toda la tinieblas. Hay tres cosas que podemos hacer.

  1. Si has pasado cómo duermen los perritos con su mamá y hermanos, verás que lo hacen acurrucados. Por consiguiente, si el cría no ve nadie que lo haga percatar protegido rodeando de su cuerpo, llorará. Ponle una mantita en la que se pueda acurrucar y si lo ves conveniente, llévalo contigo a tu habitación.
  2. Un temporalizador con segundero podría ser lo que calme al animal.
  3. Pesquisa un peluche extenso, más extenso que el perro, y ponlo en su cama para que sienta que está arropado y en el que se pueda recostar.

Miedo

Hay muchas cosas que pueden despertar el miedo en los perros. Por ejemplo, mudarse a un nuevo sitio, los ruidos del extranjero, dejarlo por asueto en otro circunstancia, el veterinario o quedarse solo.

Normalmente, esto pasa conforme el perro se va viendo más integrado en la tribu o cuando el dueño vuelve a buscarlo.

Penuria

Cada perro tiene una forma de comunicarse con sus dueños. Por ejemplo, cuando tienen deseo, muchos optan por ir al comedero y moverlo con la pata para hacer ruido y hacer entender a su dueño que le desidia comida o agua.

No obstante, otros optan por el llorera. Aunque por norma normal, lo llevarán a extremo cerca de su circunstancia de comida.

Dolor o malestar

Si un perro no se encuentra admisiblemente, podría transmitirlo a los demás con llantos y quejidos. Lo mejor en este caso sería llevarlo al veterinario si encima notas que está alicaído. Sobre todo si estás seguro de que no ha habido ningún cambio en su vida que le pueda provocar el llorera, la turista al veterinario es imprescindible.

En ocasiones, manipulación

Como hemos dicho antiguamente, los perros asocian. Si desde pequeño lo has acostumbrado a calmar sus llantos con juegos o caricias, el animal lo sabe y ahora recorre al llorera para aldabear tu atención.

La única forma de eliminar esto será a través de un entrenamiento profesional.

Nadie mejor que tú conoce a tu perro para diferenciar las causas por las que llora.