¿Podemos sacar a pasear a un gato con una correa?

Todo lo que siempre quisiste asimilar sobre ¿Podemos sacar a pasear a un micho con una correa? con toda la info actualizada. Estas en Aprendizaje – –

 

Son muchos los amantes de los felinos que se han preguntado en algún momento por qué no pueden pasear a un micho con correa al igual que lo hacen los dueños de canes. La respuesta a esa pregunta solo se la pueden dar ellos mismos. Te contamos por qué.

El carácter de los gatos no hace innecesario salir a pasear

Los gatos tienen auge de ser independientes y de no escasear mucho de nosotros. Ellos van solos a su cajita de arena a hacer sus deposición, se limpian, se afilan sus uñas y no les gusta mucho pasar, por lo que nuestro pequeño domicilio puede ser más que suficiente campo de juegos para ellos.

No obstante, esto no significa que tu animal no necesite corriente suelto y sol como cualquier otro ser vivo. Incluso estando en el interior de casa buscan un pequeño chispa de sol que los caliente y les dé la energía que necesitan para concluir su día.

Ahora perfectamente, ¿puede un micho salir a pasear con correa? Sí, sí puede, aunque esa valentía dependerá de ti.

Muchos deciden no sacar a sus gatos a pasera para evitar exponerlos a peligros innecesarios como cortes con trozos de cristal u otros objetos en sus delicadas patas felinas, perros enemigos de los gatos (aunque cada vez hay menos), otros gatos callejeros o ingerir basura de la calle.

Sin confiscación, otros muchos deciden salir de paseo con su micho y ¿qué mejor guisa que mantenerlos cerca de nosotros que con una correa? Aunque a muchos no les agrade la idea, lo cierto es que los gatos son asustadizos y en la calle pueden alterarse y salir corriendo por cualquier mínima cosa que suceda a su aproximadamente. De ahí que sea recomendabe que si decides salir a pasear con tu micho lo hagas con una correa.

Aunque claro, para nuestros juguetones amiguitos tener una especie de cuerda que sale de su cuello puede ser más un chirimbolo que los mantendrá activos que una útil protección. Por eso surge esta pregunta:

¿Cómo enseñar a pasear a un micho con correa?

Los gatos no están acostumbrados a estar atados, por lo que si quieres pasear a un micho con correa deberás tener en cuenta varias indicaciones que te listamos a continuación:

  • Escoge un collar adecuado. Intenta que el collar que vas a comprarle sea lo más adaptable y suave posible para que el animal casi no sienta que tiene poco tocando su cuerpo. No obstante la recomendación de los expertos es que utilices un arnés tipo H que te permitirá colocar la correa en su espalda en vez de en su cuellos el cual es más sensible a los tirones.
  • No lo fuerces, enséñalo paulatinamente. Lo mejor que puedes hacer es permitir que el arnés forme parte de sus pertenencias, que lo huela, lo muerda y juegue con él. Poco a poco puedes ponérselo un día en casa, quizá un rato, ponerle la correa e intentar llevarlo al otro extremos de la casa hasta que tu felino se vaya acostumbrando.
  • Luego de las pruebas, ve a la calle. Una vez que hayas pasado su reacción en casa, si lo ves necesario, sal a la calle con él. No des paseos muy largos y si ves que está incómodo no lo fuerces, es mejor que lo tomes en brazos y volváis a casa. Mañana será otro día.
  • No olvides los premios. El refuerzo positivo es lo que mejor funciona con personas y además con animales. Prémialo cada vez que lo haga perfectamente. Si por ejemplo mientras practicas en casa te permite ponerle el arnés, dale un premio. Si camina contigo y la correa hasta donde querías, recuerda su gollería. Así tendrá un incentivo y conseguirás que tu micho salga a pasear con correa.

Sea lo que sea que decidas, pasear a un micho con correa o no, ya ves que parágrafo de los mitos que siempre se crean aproximadamente de nosotros, al final las decisiones son nuestras. ¿Quieres pasear a un micho con correa? ¡Hazlo!