¡No lo dejes con hambre!

Todo lo que siempre quisiste asimilar sobre ¡No lo dejes con anhelo! con toda la info actualizada. Estas en Víveres – –

Todas las personas que tenemos mascotas y asumimos la responsabilidad de cuidarlas como se merecen nos preocupamos, entre muchos otros temas, por su viandas. Sin confiscación, sobre todo si tenemos perros, puede surgirnos la duda de si el animalito no se habrá quedado con anhelo.

¿Por qué parece que mi perro siempre se queda con anhelo?

Y es que los peludos amigos, en muchas ocasiones, parecen barriles sin fondo. Siempre quieren ingerir más de su alimento y asimismo nos reclaman para que le convidemos de cada parte que nos ven ingiriendo.

¿Pero es posible que un can tenga tanta anhelo? Descartadas cuestiones de salubridad, si le das la ración indicada teniendo en cuenta sus características, el animal debería estar satisfecho.

Entonces, ¿por qué no deja de requerir comida tu perro? La respuesta hay que buscarla en sus orígenes.

Si calculas acertadamente la ración diaria y le das un alimento que cubra sus deposición nutricionales en cada etapa de su vida, puedes estar tranquilo/a: tu mascota no pasará anhelo.

Una cuestión de supervivencia

Resulta que los ancestros de tu peludo son los lobos. Estos animales se procuran su alimento a través de la caza. Como este método no garantiza ingerir a diario ni siempre en cantidad, su instinto de supervivencia los hace ingerir todo lo posible, por eso de que quizá la próxima cacería no sea exitosa y no consigan ingerir por varios días.

Ese comportamiento atravesó los siglos y llegó hasta tu mascota que, aunque en la vida tuvo que mover un pelo para conseguir su alimento, poco en su interior le sigue diciendo que llene su estómago porque a lo mejor puede sobrevenir mucho tiempo hasta el próximo plato.

Así que si tu perro se te queda mirando como diciendo “¿no hay más nadie para ingerir?”, manejo de no ceder a su expresión tierna y suplicante. Si le estás dando la ración indicada, no te excedas, solo conseguirás que se vuelva obeso y que su salubridad se deteriore.

Una dieta para cada perro

Para asimilar si le estás proporcionando la suficiente comida a tu perro y para asegurarte de que estás cubriendo sus deposición nutricionales, consulta al veterinario.

El profesional te indicará cuál es la dieta más adecuada para el peludo en cada etapa de su vida de acuerdo a:

  • Raza o tamaño
  • Peso
  • Estado de salubridad
  • Nivel de actividad que desarrolla

Calcula acertadamente la ración diaria de alimento que debe ingerir tu mascota

Es importante entonces que calcules acertadamente la ración diaria de alimento para tu perro y la dividas por las veces que lo alimentes durante una misma recorrido. De esta modo es seguro que el animalito comerá lo necesario para mantenerse sano, esforzado y con el peso ideal.

Si eres una persona muy ocupada y estás fuera gran parte del día, o no tienes horarios fijos para retornar a casa, quizá te preocupes porque a veces no puedes durar a la hora habitual en que tu mascota come.

Como es sabido que los perros son animales de costumbres, es muy probable que si tú te demoras, tu perro principio a desesperar por su comida.

Si este es tu caso, para no alterar la rutina de tu can y evitar que sienta anhelo, puedes utilizar unos comederos especiales que le dispensarán la ración adecuada de alimento a la hora en que lo programes.

Si lo alimentas a conciencia, es seguro que tu perro no se quedará con anhelo

Así que puedes quedarte tranquilo/a, si le das a tu peludo un pienso de calidad, concorde a sus características y en la proporción adecuada, es seguro que no se quedará con anhelo, aunque queda claro que no perderá la oportunidad de reclamarte más comida.

Iguales consideraciones surgen si alimentas a tu mascota con comida casera. En este caso, es necesario que consultes con un diestro en sustento animal para que te cerciores de que estás cubriendo todas sus deposición en este aspecto.