Mi perro no mastica bien la comida

Todo cuanto siempre y en todo momento deseaste saber sobre Mi cánido no mastica bien la comida con toda la info actualizada. Estas en Salud – Bienestar y cuidados-Consejos

A los perros les chifla comer mas no semejan gozar de la comida. La cogen y la tragan tal y como si en ello se les fuera la vida. Sin embargo, hay razones por las que hacen esto y asimismo unos trucos fáciles que nos van a ayudar a que nuestro cánido se nutra mejor si no mastica bien.

Es esencial llegar a comprender a nuestras mascotas y el porqué de muchas de sus actitudes. Entre ellas, el día de hoy vamos a centrarnos en por qué razón no mastican el alimento.

¿Por qué razón mi cánido no mastica el alimento?

Como te hemos contado muy frecuentemente, los perros descienden de los lobos, con lo que muchas de sus costumbres son adquiridas de estos. La de no masticar el alimento es una de ellas.

Los animales salvajes viven única y únicamente para algo: subsistir. La vida ahí fuera es bastante difícil, está repleta de predadores y de otros más fuertes que desean que no comas. Los lobos, pese a ser unos de los mayores predadores salvajes, asimismo deben batallar por subsistir.

Por ello van en manadas, así como un líder, y todos comen de lo que cazan, mas a veces no basta para el conjunto. Por eso cuando sujetan un pedazo de comida, la devoren tal y como si no fuesen a apresar más en la vida, si bien de verdad, tampoco lo saben.

Por ello los perros devoran el alimento, pese a ser domados y de que entonces tendrán más, mas es una cosa que su psique medio perruna medio lobuna no razona. Los animales actúan por instinto, y igualmente asimismo tu cánido.

Qué hacer si tu cánido no mastica la comida

No te preocupes, si tu cánido no mastica el alimento, existen algunas recomendaciones que puedes continuar a fin de que la situación mejore:

  • Mezcla comestibles con su pienso. Si bien el pienso debe ser el primordial comestible de los perros, el comer siempre y en todo momento lo mismo les puede ocasionar ansiedad. Además de esto, los comestibles como pollo cocido, huevo, salchichas o bien otros, pueden aportarle serotonina, una hormona que lucha contra la ansiedad y que va a hacer que el animal coma más despacio.
  • Crea un entorno relajado. Si tu cánido come tras ti, ha estado viendo de qué manera comes y oliendo mientras que cocinabas, es lógico meditar que cuando tenga su cuenco lleno se lance sobre él. Por este motivo debes crear un entorno relajado y sosegado sin nutrir la ansiedad del animal.

  • Ejercicio. El ejercicio es vital en la vida de un cánido, y si bien no lo creas, si tu perro no mastica el alimento, este asimismo le va a ayudar. El deporte hace que nos sintamos mejor, que tengamos menos apetito y que se suprima la ansiedad. En tu animal actúa de exactamente la misma manera, con lo que tenemos un consejo: ¡haz ejercicio con tu cánido!
  • Calcula las calorías. No es bueno que tu cánido consuma más calorías de las que gasta, mas tampoco menos. Quizás das a tu perro menos comida de la que debe comer y eso lo lleva a no masticar el alimento y a ingerirla con ansiedad. Calcula bien las dos cantidades y no le des nada más y nada menos que lo que precisa.
  • Llévalo al veterinario. Cada cánido es un planeta, y a veces, si no mastica el alimento, es posible que tu mascota tenga agobio o bien algún otro género de anomalía que lo lleve a tragar sin masticar. Un veterinario puede aconsejarte qué hacer o bien aun recetar algún fármaco para tu animal.

Como ves, cuidar a una mascota acarrea mucha responsabilidad y hay que estar prestos a darle nuestros recursos, tiempo y energías a fin de que su salud esté en estupendas condiciones y sea un cánido sano y feliz.

A pesar de la mala costumbre adquirida de no masticar el alimento, tu cánido puede aprender a comer despacio y a no incomodarse si alguien se le acerca mientras que come.