Los perros entienden tus sentimientos

Todo lo que siempre quisiste aprender sobre Los perros entienden tus sentimientos con toda la info actualizada. Estas en Animales – Animales domésticos-

La inteligencia de los animales se comprueba a diario. No sólo de las mascotas que tenemos en casa, sino todavía de las especies salvajes. En este artículo te contamos cómo han descubierto que los perros pueden entender los sentimientos de las personas en genérico y de sus dueños en particular.

Nuestros perros sienten y entienden sentimientos

Esta frase es muy habitual entre los propietarios de caninos. Estos hermosos seres de cuatro patas que nos acompañan a diario tienen muchas habilidades “compartidas” con los seres humanos. Todos los que aman a los perros saben que sus mascotas se dan cuenta cuando estamos tristes, enfadados o felices.

Los canes saben en qué momento darnos su apoyo y cariño y cuándo dejarnos en paz o a solas. ¿En qué se basan para tomar estas decisiones? Según los estudios, tienen en cuenta nuestros comportamientos, nuestro verbo corporal, la cantidad de feromonas que “pica” el cuerpo y nuestras señales vocales.

Un especie de científicos de Hungría tomó imágenes del cerebro de varios perros a través de una resonancia magnética. Llegaron a la conclusión de que cuando el animal oía la risa o el lloro de su dueño la mente reaccionaba de una modo diferente. Incluso ellos mismos experimentaban alegría o tristeza al mismo tiempo.

Las sesiones de entrenamiento y de escaneo se realizaron en 11 perros. Se quedaron quietos 8 minutos para ser evaluados por la máquina. Por otro costado, se observaron los cerebros de 22 personas que escucharon sonidos de canes, de humanos, de ambientes, de coches, etc.

Los humanos tuvieron respuestas más fuertes a los sonidos de otras personas. Mientras, los perros reaccionaron con longevo intensidad delante los sonidos de otros canes. Los resultados fueron asombrosos. En entreambos casos las áreas del cerebro que se iluminaban eran similares.

El Polo temporal, enclavado en la parte antecedente del onda temporal, es el encargado de regular las emociones, el verbo, la concierto, la memoria y el formación. Este campo de acción es la que más se activaba tanto en personas como en perros al oír ciertos sonidos.

Estudios previos han demostrado que la permanencia mental de un perro corresponde a la de un impulsivo de 5 abriles aproximadamente. Si un pequeño de esa permanencia puede aprender cuándo su matriz o sus hermanos están tristes, un can todavía, siguiendo esta teoría.

Tu perro puede comprender cómo te sientes

Otra investigación, esta vez realizada en la Universidad de Viena y publicada en la revista Current Biology, afirmó que los canes pueden distinguir si un rostro está oportuno o enojado. El can entiende las señales que conllevan entreambos sentimientos.

Los autores del estudio indican que esta es la primera evidencia sobre la idea de que los animales diferencian las emociones de otras especies. Los perros han podido ocurrir esta prueba que fue desaprobada por los orangutanes, los chimpancé y los gorilas que tienen pasados comunes con el humano.

Los primates pueden examinar expresiones faciales, pero sólo de sus congéneres. Esto es muy comprensible, ya que a ninguna especie le interesa aprender qué le sucede a otra… A excepción de los perros, que se encuentran muy conectados con los humanos.

Los 10 canes que participaron del test eran de diferentes razas (Border Collie, Terrier, Golden Retriever y Pastor Tudesco). Ellos tuvieron que observar a través de una pantalla donde se mostraban personas demostrando diversos sentimientos con sus caras.

Al parecer, responden a un rostro enfadado como un estímulo intimidatorio. Además estuvieron más relajados cuando vieron una sonrisa u fanales alegres. La teoría que explica esto es la venidero: los perrunos memorizan las expresiones de sus dueños y las relacionan con un momento o situación.

Por ejemplo, si rompe poco. Si su dueño se enfada, esa cara les recuerda lo malo. Por el contrario sucede si juega con el amo. Si ve su cara de dicha, luego sabrá cuando la persona está alegre.