Los beneficios de tener un perro para nuestro corazón

Todo lo que siempre quisiste aprender sobre Los beneficios de tener un perro para nuestro corazón con toda la info actualizada. Estas en Vigor – –

Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre cómo el hecho de tener mascotas puede mejorar nuestra salud física y anímica. Hoy vamos a platicar de una mascota y de un entraña en particular: los perros y el corazón. Hasta los médicos están de acuerdo con el hecho de que tener un perro prosperidad la vigor cardiaca.

Ya sabemos cuántas cosas buenas nos aportan los perros: acto sexual, fidelidad, lealtad y cariño incondicional. Los perros ayudan a apagar nuestra soledad y nos «obligan» a ejercitarnos. Todo esto hace que nuestra vigor y nuestra mente mejoren. Veamos las comprobaciones que los expertos han hecho sobre cómo tener una mascota prosperidad nuestro corazón.

Descubrimiento de los beneficios de tener un perro para nuestro corazón

La Fundación Española del Corazón ha admitido que los descubrimientos hechos y plasmados en una artículo por la American Heart Association son totalmente ciertos. Estos descubrimientos muestran que tener un perro reduce las enfermedades cardiovasculares, el colesterol, prosperidad los niveles de presión arterial y evita el sobrepeso.

¿Por qué? No se puede asegurar que el simple hecho de tener un perro mejore nuestro corazón de forma mágica. Pero sí es cierto que el tener un perro nos incita a que hagamos más control y que nuestra vigor anímica mejore, lo cual, nos permite dejar de ser hiponcondríacos y estar pensando siempre en las molestias que tenemos o en las que pudiéramos tener.

«Aunque los estudios demuestran relación entre tener un perro y un mejor estado de estos factores de aventura cardiovascular, la relación causa-efecto no se puede afirmar aunque sí la prosperidad de hábitos de control de quienes tienen un animal de compañía. Encima, los aspectos psicológicos igualmente podrían hallarse mejorados en una parte de la población, especialmente la anciana, con posibilidad de hacerse cargo de sus cuidados, o con poco apoyo social o íntimo»

-Doctor Vincent Arrarte-

Otros estudios

Hubo otros estudios hace muchos abriles que demostraron los beneficios de tener un perro para nuestro corazón. Personas que habían sufrido algún tipo de variación cardiaca, cuadruplicaron su posibilidad de supervivencia al proceder con un perro. Mientras tanto, los que no tenían un perro tenían 4 veces más probabilidades de tener otro ataque.

En Japón se comprobó que las personas que tenían perro estaban mucho más cerca de cumplir con la media recomendada de control, lo cual hace disminuir enormemente los riesgos de obesidad, colesterol y enfermedades cardiacas.

¿Para quiénes son los beneficios de tener un perro?

Los beneficios de tener un perro son para todos. Se ha comprobado que ayuda a los niños con asma, a las personas de la tercera época y en este artículo hemos manido pruebas de que los beneficios de tener un perro igualmente aplican a nuestro corazón.

Este zaguero beneficio tiene mucho que ver con aquellas personas de entre 18 a 64 abriles que según la OMS no realizan la cantidad de control recomendada para mantenerse saludables. Estos deberían cumplir con una media de 150 minutos semanales de control, y aunque tener un perro no logrará que alcancen esa meta, sí los acercará mucho a ella.

Luego, los beneficios de tener un perro no solo mejoran nuestro corazón sino que nos ayudan en otros muchos aspectos. Pero no sería buena idea, según los médicos, pensar en tener un perro solo por estas cuestiones, ya que un perro es un animal vivo que requiere de cuidados y atenciones que tenemos que estar dispuestos a darle.

Así que en compendio, lo que podemos sacar de estos experimentos es que el control diario con nuestro perro nos ayuda a estar más saludables por en el interior y por fuera.

Por eso, si estás pensando en tener una mascota, un perro será ideal, pues no solo te ayudará a mejorar en vigor sino que te colmará de acto sexual y te alegrará la vida. Pero, recuerda siempre: un perro no es un cacharro, es una responsabilidad.