¿La memoria del perro es a corto o a largo plazo?

Todo lo que siempre quisiste entender sobre ¿La memoria del perro es a corto o a holgado plazo? con toda la info actualizada. Estas en Animales – Animales domésticos-

Si te preguntas si los canes tienen la prerrogativa de memorar cosas, la respuesta es sí. Pero para entender cómo funciona este mecanismo en los peludos, debes olvidarte de que eres el centro del mundo. La memoria del perro funciona de una modo distinta a la de los humanos. Te contamos algunos detalles.

Diferencias entre la memoria humana y la perruna

Quizá leyendo este artículo encuentres la respuesta a por qué no vale de carencia reprender a tu peludo cuando descubres que destrozó tus nuevos zapatos u orinó la pata de la mesa del salón.

Sin retención, la memoria del perro puede ser tanto de corto como de holgado plazo. La primera es la que le sirve para desarrollar una actividad inmediata. La segunda ya implica un almacenamiento de información de modo más permanente.

Pero en el caso de la memoria a holgado plazo, los canes no recuerdan eventos específicos como sí podemos hacerlo las personas. Sin retención, parecen capaces de retener aquella información que les resulta útil para sobrevivir.

Esto explica por qué se olvidan de que destrozaron tus medias pero siempre recuerdan, por ejemplo, donde enterraron un hueso o el motivo en el que le dan de ingerir.

La memoria de tu perro es tanto de corto como de holgado plazo. Pero el tema es que funciona de una modo distinta a la de los humanos. Por eso es importante que conozcas estas diferencias para entender mejor a tu peludo.

Cómo funciona la memoria del perro

Se estima que la capacidad de los canes para memorar cosas concretas es de entre 10 y 20 segundos. Por eso de carencia vale amonestarlo por alguna travesura hecha hace 5 minutos o 5 horas. Sencillamente no entenderá por qué lo estás retando. Lo mismo vale para el elogio.

Entonces, si no regañas o alabas a tu peludo en el momento mismo en que está ocurriendo el hecho que quieres reprimir o destacar, no tiene ningún sentido que lo hagas luego.

Estos nobles animales carecen de los llamados saludos episódicos. Ellos viven el momento presente y no poseen la capacidad de hurgar en hechos pasados tal como lo hacemos nosotros, que podemos alucinar con nuestra memoria hasta un motivo y momento específico que ya hemos vivido.

Otros detalles sobre la memoria de los canes

Entre otras características de la memoria del perro, igualmente podemos señalar:

  • Tiene memoria espacial. Esto lo puedes comprobar, por ejemplo, si cambias de motivo los muebles de la casa mientras tu mascota está paseando y cuando regresa olfatea todo y mira con curiosidad.
  • Su memoria funciona de forma asociativa. Así, sabe que es la hora de ingerir cuando le muestras su plato o entiende que llegó el momento de salir a pasear al ver que tienes la correa en la mano.
  • En concordancia con su gran capacidad olfativa y auditiva, recuerdan más fácilmente sonidos y olores que secuencias visuales.

Entrenamiento y memoria

Entonces, ¿cómo funciona la memoria del perro para estudiar lo que le enseñamos durante el entrenamiento?

Todo parece indicar que su cerebro desarrolla determinadas conexiones. Por ejemplo, si le estás enseñando la orden “sentado” y lo recompensas con una golosina, el animalito retiene la conexión “sentado-comida”. Entonces, cada vez que tú le das esa orden, su cerebro activa esa conexión y es por eso que hace lo que le pides.

En resumidas cuentas, tu peludo te obedece porque su cerebro se ha configurado para replicar de tal modo que le permita conseguir lo que quiere, se trate de una remuneración alimenticia, una caricia o unas palabras elogiosas.

No olvides que tu perro es un perro

Pero más allá de la forma en que funcione la memoria de tu perro, lo más importante es que en absoluto se olvida de que te quiere y siempre está dispuesto a manifestar su cariño.

Así que no dejes de retribuirle todo el afecto que te brinda y aprende a escudriñar y aceptar que si a veces actúa de forma que a ti te parece extraña es porque es un perro y no una persona.