Enséñale a tu perro a devolver la pelota

Todo lo que siempre quisiste conocer sobre Enséñale a tu perro a devolver la pelota con toda la info actualizada. Estas en Entrenamiento – –

De todos los juegos que puedes practicar con tu perro, exhalar la pelota y hacer que la devuelva es uno de los más divertidos que existen, ya que le ayudas a ejercitarse y a desarrollar su inteligencia.

Si deseas que tu perro aprenda a jugarlo, debes realizar una serie de pasos necesarios para su estudios. Estos son los más importantes.

Haz que busque la pelota

Para iniciar este divertido proceso de estudios, lo primero que debes hacer es enseñarle a que busque la pelota, lo cual es un aprendizaje sencillo que consiste en que comienzo a reparar interés por este objeto, ya que la secreto para todas las cosas es que el perro se sienta entretenido y a gustillo con lo que le quieras enseñar.

Para comprender su atención por la pelota lo primero que debes hacer es juguetear con el varios minutos sin lanzarla en ningún momento, sino más admisiblemente hacerla rebotar varias veces en el suelo,  dejar que la huela, agitarla en su hocico y finalmente dejar que la coja para que se familiarice y comience a interesarse por ella.

Una vez que hayas conseguido esto, deja solo a tu perro un rato con ella para luego quitársela y iniciar a juguetear unos minutos, esto hará que tu canino desee la pelota con muchas ansias.

Ordénale que coja la pelota

Cuando tu canino haya aceptado el objeto y se haya familiarizado con él, deberás servirse y tomar el sucesivo el paso, el cual consiste en dejar que coja la pelota sólo cuando se lo indiques mediante una orden, lo que en ingenuidad es una de las actividades más importantes que debes hacer para que aprenda a juguetear a este divertidísimo diversión.

Debes tomar en cuenta que cuando hagas esto, existe la posibilidad de que tu pequeño amigo de cuatro patas no coja la pelota de modo instintiva, lo cual es poco que fácilmente puede ocurrir y que no representa ningún tipo de error o situación indeseada.

Cuando esto ocurra, lo único que tienes que hacer es incitarlo tú presionando suavemente la parte superior e inferior de su mandíbula para que ensenada su boca y luego colocar la pelota en ella.

Una vez que tu canino ya haya acabado acatar la orden, es muy importante recompensarle y felicitarle cada vez que lo haga, ya que esto permitirá que te haga caso permanentemente.

Enséñale a soltar la pelota

Llegados a este punto es importante señalar que este es el paso que más requiere paciencia, ya que se manejo de la situación que más les cuesta a muchos dueños.

Cuando tu pequeño amigo aprende a coger la pelota cuando se lo indicas, hacer que la suelte suele ser un poco complicado, ya que es poco que a ellos les confunde por no entender porqué en un momento le ordenas una hecho para luego pedirle todo lo contrario.

La mejor modo  de lograrlo es colocar tu mano abierta delante de su hocico mientras tiene la pelota y luego ordenarle que la suelte, ya que de esta forma lograrás que lo haga por sí solo, lo cual es sumamente importante si deseas que este adiestramiento sea de la forma correcta .

Es sumamente recomendable que no intentes nunca quitarle la pelota cuando la tenga, correcto a que le darás a entender a tu canino que una vez que esta se encuentre en su hocico, dejará de tenerla es cuando se la quites.

Aún cuando pueda no hacerte caso al principio, es importante tener mucha paciencia hasta que tu pequeñín aprenda a soltarla por sí mismo

Lánzale la pelota

Una vez que tu canino haya aprendido a coger y soltar la pelota, debes lanzársela para luego ordenarle que la busque y te la entregue.

Para esto es muy recomendable designar un extensión amplio en el que practiques esta actividad con tu compañerito, ya que de esta modo el se sentirá más relajado al tener espacio en el cual moverse. Aunque al principio no la busque, debes hacer lo sucesivo:

  • Haz que se siente.
  • Deja que juegue él solo un rato con la pelota.
  • Haz que la suelte.
  • Lánzala.

Cuando hayas hecho estos cuatro pasos tu perro buscará con mucha emoción la pelota y descubrirá un nuevo diversión que será muy de su gustillo.

Imagen cortesía de Dirk Vorderstraße.