Enseña a tu perro a ser limpio

Todo lo que siempre quisiste asimilar sobre Enseña a tu perro a ser noble con toda la info actualizada. Estas en Lozanía – Bienestar y cuidados-Consejos

Que tu perro sea educado, obediente y noble dependerá de la educación que le des desde hijuelo. Aunque incluso es cierto que hay razas más inteligentes que otras, es conveniente que todo lo que quieras que aprenda y haga, lo enseñes desde pequeño.

Lo primero que hay que enseñar a un hijuelo es a que sea noble y pulcro, no puede estar haciendo sus micción en cualquier parte, tienes que decirle dónde las debe realizar, él lo va a educarse en un santiamén, pero tú tienes que darle las pautas a seguir.

En este artículo te queremos dar algunos sencillos consejos de cómo enseñar a tu perro a ser noble y que haga sus micción fuera de casa y no olvides que la paciencia va a ser tu gran partidario.

Enseña a tu perro cuando es hijuelo

A todos nos preocupa que nuestros perros no hagan sus micción en el empleo adecuado o en el momento oportuno, a nadie nos agrada encontrarnos excrementos de nuestra mascota ni siquiera que nuestra casa huela a orina. Es ahí donde debemos interpretar de inmediato y enseñarle a nuestra mascota desde que son cachorros dónde y cuando pueden hacer sus micción.

El comportamiento de un perro es diferente al de un pícaro, los perros no traen la consejo aprendida, somos nosotros los que le tenemos que enseñar las normas y cómo cumplirlas.

Habilitar una zona para él

Cuando adoptamos un hijuelo y lo llevamos a casa, debemos habilitarle un empleo para ponerle su plato de comida y otro para el agua. En un sitio alejado debemos prepararle un empleo para que haga sus micción. Tienes que asimilar que el rincón debe ser siempre el mismo y tiene que estar cubierto con papel de boletín.

Un consejo es que esperes ver dónde él ha realizado por primera vez sus micción, entonces ese debe ser el empleo escogido para que siempre las haga ahí, cúbrelo todo de papel de boletín.

Cuando estés en casa es conveniente que no le “quites ojo”, cada vez que veas que quiere ir al baño intenta llevarlo a la zona elegida y cuando lo hagas debes premiarlo con caricias, alguna chuchería y decirle que lo ha hecho muy adecuadamente.

Si por el contrario lo pillamos «in fraganti» haciendo sus micción en otro empleo, hay que regañarlo y llevarlo donde está su zona para las micción y explicarle que ahí es donde se hace.

Cada vez que tu perro vaya creciendo, puedes ir quitando poco a poco los papeles de boletín e irlo acostumbrando a salir a la calle para hacer sus micción.

Comenzar a salir a la calle

En cuanto tu perro esté vacunado y en condiciones, es hora de enseñarle a salir a la calle para caminar e ir al baño, pero no creas que va a educarse desde el primer día, te va a costar un poquito a que se acostumbre, por eso no debes quitarle definitivamente los papeles de boletín de tu casa.

Lo ideal es que siempre sea a la misma hora o por lo menos en la misma parte del día. Por ejemplo, en cuanto nos levantamos y incluso ayer de acostarnos, pero todo dependerá de tus horarios. No olvides que todavía es un hijuelo y que necesitará tiempo.

De la misma guisa en cuanto haga sus micción fuera, debemos premiarlo y mostrar nuestra alegría. Pero no te decepciones si te pasas horas en la calle y no consigues que haga nadie y luego cuando llegas a casa va directo a su zona del baño y lo haga en casa. Es regular al principio, ya que él reconoce esa su zona del baño. Pero no tires la toalla porque lo va a educarse.

Algunos consejos

Es muy importante que le enseñes a tu perro desde cachorro, cuando son mayores es mucho más difícil, ya que tiene ya sus costumbres establecidas.

Recuerda que la secreto es la paciencia y tenacidad, hay que repetir e insistir y cuando se logra lo que esperamos, premiarlo en un santiamén.

Sino hace lo que le hemos pedido, no hay que pegarle y siquiera ocurrir su hocico por los excrementos, esto nunca se debe hacer.

No olvides crearle una rutina y cumplir con los horarios establecidos para salir a la calle, llegará un momento en que sea tu mascota la que te recuerde que es hora de salir.