Embarazo canino. Mi perrita va a ser mamá

Todo lo que siempre quisiste memorizar sobre Turbación canino. Mi perrita va a ser mamá con toda la info actualizada. Estas en Sanidad – –

Hace tiempo que ves a tu perrita sentirse mal, excesivamente cansada y sin ganas de falta. Te preocupas y la llevas al veterinario luego de ver que el «desánimo» no se le pasa en unos días. Cuando el doctor la examina, llega y te da la comunicación: «Su perra está encinta». ¡No puede ser! Crees que vas a fallecer de alegría. Cero te gustaría más que tener de nuevo unos cachorritos por la casa. Aquí te explicamos lo que debes memorizar sobre el vergüenza canino.

Ahora aceptablemente, es un estado delicado que tu mascota pasará y en el cual va a carecer toda tu ayuda para poder estar saludable y sobrellevar a buen puerto su vergüenza.

¿Cómo se desarrolla el vergüenza canino?

El vergüenza canino es mucho más corto que en las personas. De hecho, tan solo dura 63 días con un ganancia de error de cinco días hacia lo alto o debajo.

Para un buen vergüenza es primordial que la perra esté desparasitada y con toda su partidura de profilaxis al día. Existe la oportunidad de la vacuna inmunitaria frente al Herpes Virus Canino, la cual además servirá para inmunizar frente a este a los cachorros.

Días 18-22

En estos días,mediante una ecografía, ya se puede tener la certeza de la viabilidad de los fetos, aunque es recomendable hacer una ecografía poco antaño del parto para estabilizar la vigor y formación de los cachorros.

Día 42

A partir de este día comienza la calcificación ósea, por lo que no sería muy sabio exponer al animal a los rayos x. Sobre el día 55 se podrá hacer una radiografía para cerciorarse de cuántos cachorros vienen para memorizar cuándo finaliza el parto para evitar el peligro de que algún hijo se quede en el interior.

Esta además servirá para notar la posible dilatación de la perra o el tamaño de la persona de los cachorros y arriesgarse si es conveniente o no una cesárea.

Qué cuidados tener en el vergüenza canino y depués

Como en todo vergüenza hay ciertos cuidados y atenciones que requiere la futura mamá. Aquí te lo enseñamos.

Dar calcio

Es importantísimo a lo dadivoso de la florecimiento proporcionar calcio, unido a una dieta equilibrada rica en proteínas y muerto en grasas. En el final «sprint» del vergüenza además se recomienda un suplemento vitamínico.

Control

Aunque no debe ser un control musculoso y siquiera debes forzar al animal a hacerlo, es importante que durante el vergüenza canino el animal haga control, como caminar por la playa, que le ayudará a proteger sus huesos y a estar saludable.

Evitar la hipocalcemia

Una ladera de calcio podría hasta conseguir a provocar la asesinato del animal, de ahí que proporcionarle calcio sea tan importante. Los síntomas son jadeos, mareos, afición, o desinterés en los cachorros. Esto puede suceder en las primeras semanas luego del parto.

Si durante el vergüenza canino se está al tanto de la dieta y el control, será más manejable preparar que esto suceda.

Guardar las mamas

Vigila que las mamas de la perra no estén inflamadas por una acumulación, pues esto le puede conseguir a provocar una mastitis. Si alguna de las mamas empieza a inflamarse, pon a un hijo hambriento para que la vacíe. Al principio, la perra quizá se sienta molesta por el dolor, pero luego se aliviará.

Qué no hacer en el vergüenza canino y luego

No des caseína a la mama

No importa si es durante el vergüenza canino o luego. La mama no necesita caseína para falta, pues más allá de ayudarla, la caseína le puede provocar diarrea o vómitos por una intolerancia a la lactosa.

Bañar a la mamá o a los cachorros

Aunque durante el vergüenza canino podrás bañar a la futura mamá, una vez que haya legado a luz deberás dejar advenir al menos dos meses antaño de bañar a la mamá o a los cachorros.

No estar atento a los cachorros

Una perra, como toda buena mama, cuidará de sus cachorros, pero a veces pueden darse circunstancias en las que giman o lloren sin motivo resultón y que la mamá no pueda solucionarlo. Será tu obligación estar irresoluto de ellos y suplir cualquier privación que tengan.

Como siempre, te decimos que el aprecio y el cariño es el mejor camino para sobrellevar a lugar cualquier tarea que tenga que ver con tu mascota… ¿no te parece?