Descubre al perro Gran Danés

Todo lo que siempre quisiste asimilar sobre Descubre al perro Gran Danés con toda la info actualizada. Estas en Razas – Perros-

Es una de las razas de perro más magnate que existe. Y, aunque pueda darnos un poco de miedo verlo, su dulzura y su compañerismo lo convierten en la raza perfecta para casas con niños. En este artículo te contamos todo sobre el Gran Danés, el “Apolo” de las mascotas por su cuerpo proporcionado.

Historia del Gran Danés

Esta raza es considerada como antepasado de los actuales Dogo teutón y otros perros de caza de jabalíes. El Gran Danés tiene aspecto de los mastines ingleses y de los lebreles.

En el año 1878, una comisión de criadores de Berlín comenzó a reunir las características de los “dogge” (dogos) para formar una raza alemana independiente conocida como “Deutsche Doggen” (dogos alemanes).

Dos primaveras más tarde, en una exposición en esa misma ciudad, se establecen los estándares para la incipiente raza. Aunque hoy en día el Gran Danés sea un “gigantesco amable”, en sus inicios más correctamente era un cazador y contendiente agresivo, muy temido por su temperamento y su talante combativo.

Con el paso del tiempo y las sucesivas camadas, se convirtió en un perro amistoso, agradable y cariñoso. Y luego se hizo afamado gracias a la serie animada “Scooby Doo”.

Características físicas del Gran Danés

Con su gran prestigio (sobre las dos patas traseras puede arribar a evaluar 2.10 metros), el Gran Danés nos puede intimidar a simple audiencia. Su pelaje es grosor y los colores pueden ser rojizo, atigrado, bufón (blanco con manchas negras), bruno o garzo.

Los machos miden entre 80 y 90 cm de prestigio a la cruz y pesan entre 75 y 100 kg. Las hembras miden entre 70 y 85 cm y pesan entre 50 y 90 kg. Tienen una estructura “cuadrada” y su cráneo está en perfecta conformidad en relación al cuerpo.

El hocico es cuadrilongo de color anfibológico, los ojos grandes y las orejas caídas. La pan dulce es incorporación y ancha con cierta curvatura y sus movimientos son ágiles, armoniosos y elásticos. A diferencia de muchos perros de buen tamaño, el Gran Danés no camina de forma bruta o torpe.

Personalidad y temperamento del Gran Danés

Uno de los perros más grandes del mundo puede confundirnos a simple audiencia. Cuando vemos su tamaño, podemos pensar que es una raza peligrosa y agresiva. Sin incautación, al tomar contacto, nos damos cuenta de que es muy dócil y amable.

Se lo conoce como el “pagano gigantesco”, ya que no sólo es bueno con las personas (sobre todo con los niños), sino todavía con otras mascotas. Con la socialización y el aprendizaje adecuados se comportará muy correctamente desde hijuelo. Por el contrario, puede ser temeroso o incluso agresivo en ambientes nuevos o con concurrencia que no conoce.

El Gran Danés es recomendado para las familias con hijos porque tendrán una niñera asegurada. El perro faldero más magnate del mundo es todo apego y fortuna. Debes asimilar que necesita compañía frecuente, por lo tanto no es recomendable si quedará solo muchas horas al día (pueden destruir lo que ven a su paso).

Otra de las cuestiones a tener en cuenta es el espacio que requiere un perro de su tamaño. Una casa con huerta o parque es el mejor sitio para esta mascota. De esta modo podrá divertirse, hacer adiestramiento y caminar “a sus anchas” sin problemas.

En cuánto a sus cuidados, es conveniente sencillo: un cepillado semanal para retirar pelo muerto. Para la hora del baño sólo se recomienda si el animal se ha ensuciado demasiado. Por su tamaño es mejor llevarle a una peluquería canina. No olvides que el presupuesto en comestibles es conveniente elevado.

La mala informe es que se alcahuetería de una raza predispuesta a varias patologías, como por ejemplo torsión gástrica, cardiomiopatía, displasia de cadera, cataratas, Síndrome de Wobbler, displasia de codo y osteosarcoma. Para avisar y tratar a tiempo estas enfermedades, la revisión anual con el veterinario es fundamental.

Por todo lo demás, recomendamos a las familias adoptar a un Gran Danés desde hijuelo y asegurarle una buena socialización. El aprendizaje es sencillo por tratarse de un perro inteligente y capaz. El adiestramiento moderado y los paseos diarios son aconsejables para manejar mejor la energía del animal.