¿Cuántas vidas tiene un gato?

Todo lo que siempre quisiste entender sobre ¿Cuántas vidas tiene un micho? con toda la info actualizada. Estas en Animales – Animales domésticos-

Algunos dicen que 7… otros afirman que 9… Incluso están los que dejan de costado los mitos y aseguran que sólo una como cualquier otro mortal. ¿Te gustaría entender cuántas vidas tiene un micho? Entonces sigue leyendo este artículo donde develaremos el enigma.

La divisa de las 7 vidas del micho

Los gatos son animales domésticos “normales”. Pero si admisiblemente se le atribuyen muchos poderes mágicos o espirituales, lo cierto es que en algún momento asimismo mueren como cualquier otro mortal. Que sean felinos no es razón suficiente como para creer que resucitarán una y otra vez hasta completar sus 7 supuestas vidas.

La divisa de las vidas del gato tiene un origen muy porvenir. Es tan antigua que no se sabe cuándo comenzó ni dónde. Pero lo que si podemos afirmar es que ha trascendido en el tiempo. Algunos especulan con que el mito surgió en relación al resistente y maravilloso sistema inmunitario de los gatunos. Incluso puede tener que ver con el hecho de que por sus habilidades puede caer de pie incluso desde grandes cielo.

Nos ha llamado mucho la atención que según el país o la región, se dice que los gatos tienen 7 o 9 vidas. ¿A qué se debe esta diferencia? A la simbología nave. En la cálculo, el “7” es uno de los algoritmos con más poder mágico. Por su parte, el “9” representa la multitud en ciertas ideologías.

Por lo tanto, se cree que el mito de las múltiples vidas gatunas comenzó en la Vida Media. Entonces se creía que los poderes de las brujas estaban asociados a estos animales. Pero para ayudar en sus conjuros y pócimas, obviamente, el micho debía ser bruno. Muchos criadores en esa época resguardaban a los ejemplares de ese color. Los mantenían en secreto para evitar ser identificados como brujos o herejes.

En la letras asimismo hay referencias en relación al mito de las vidas de los gatos. Por ejemplo, el escritor inglés William Bladin, en su obra “Beware the Cat” (“ten cuidado con el micho”), de 1570, plantea una relato muy curiosa: “le es permitido a las brujas poseer el cuerpo de un micho hasta nueve veces”. Un poco antiguamente de esa frase llamativa, John Heywood dijo en 1546 que “el micho tiene nueve vidas como la mujer”.

El dicho popular de las vidas del micho

En los países latinos es frecuente escuchar que los gatos tienen 7 vidas. El compositor guatemalteco Ricardo Arjona, en una canción, dice “no tengo 7 vidas como un micho”. Incluso la pandilla española “Fito & Fitipaldis” tienen un tema que se vehemencia “catorce vidas son dos gatos”. Por supuesto que hay muchas referencias más a los gatunos en el mundo de la música, pero en estos dos ejemplos se palabra de sus vidas adicionales.

Sostener entonces que los gatos viven más que los demás es natural en muchos países. Sus habilidades para saltar, trepar y caer de pie no la tienen otros animales, así como siquiera la capacidad de salir ilesos en situaciones muy peligrosas (donde otros seres morirían con seguridad).

Un micho tiene patas fuertes. Puede saltar hasta 10 veces su tamaño y es potente en relación a su peso. Y pareciera que tuviese una suerte peculiar para salir airoso de circunstancias imposibles. Por eso asimismo es que se “decidió” que tuviese 7 vidas, un número mágico o de la buena suerte en el mundo esotérico.

En el caso de los países donde la divisa extiende a 9 las vidas, una teoría indica que se debe a que siguen la historia del antiguo Egipto, donde los gatos eran (y todavía son) sagrados. El Jehová del Sol, Ra, engendró a 9 dioses. Luego se convirtió en un micho para delirar al mundo de las oscuridades. Para poder conseguir su objetivo, se le otorgaron 9 vidas.