Consigue que tu perro te respete

Todo cuanto siempre y en toda circunstancia deseaste saber sobre Consigue que tu cánido te respete con toda la info actualizada. Estas en Entrenamiento – Niveles de entrenamiento-Educación básica

Como te hemos comentado en distintas ocasiones, los canes son animales de manada. Por esta razón deberás poner mucho de parte tuya si deseas que tu cánido te respete.

En este artículo te explicamos por qué debes esmerarte y de qué manera puedes hacerlo para lograr que tu cánido te respete.

Por qué precisas que tu cánido te respete

Los perros vienen de los lobos, los que siempre y en toda circunstancia han vivido en manadas. Los canes hacen lo mismo, con lo que como en toda manada, precisan un líder. Si carecen de él, su espíritu de supervivencia los lleva a vivir de forma independiente saltando sobre quien se les ponga por delante.

Los perros precisan un líder. Va a ser alguien que les marque quién manda y el camino que deben continuar. Recuerda que los animales actúan por instinto, con lo que siempre y en toda circunstancia se van a mover por su instinto de supervivencia que los va a llevar a dominar a cualquiera, incluido si no haces que tu cánido te respete.

¿Qué va a pasar si tu cánido no te respeta?

El comportamiento de tu animal no va a ser el adecuado y se va a traducir en desobediencia, agresividad (aun contigo) y en mal comportamiento.

Querrá llamar la atención. Esto puede hacerlo destrozando cosas, atacando a los miembros de la familia o bien con ladridos afligidos que incordiarán a los vecinos y demás personas que haya alrededor de él.

Cómo hacer que tu cánido te respete

Llegados a este punto y visto todo esto, el interrogante que brota es: ¿Cómo hacer que tu cánido te respete? Como siempre y en toda circunstancia te afirmamos, olvida los castigos, los golpes y los gritos, puesto que con ellos no lograrás en lo más mínimo tu objetivo.

El refuerzo positivo siempre y en toda circunstancia es la mejor solución para instruir cualquier actitud a tu cánido, incluyendo el respeto. Por esta razón, te invitamos a múltiples pasos a fin de que consigas que tu cánido te respete.

  1. No dejes que tu cánido duerma en muebles de la casa como el sofá o bien la cama. Tampoco en zonas que son vitales para vivir en un hogar como las de paso o bien la puerta. Si hacemos esto, toda vez que deseemos pasar por donde está o bien sentarnos en «su sitio», se va a creer con derecho a algo, puesto que deberemos solicitarle permiso y eso lo va a hacer creerse el líder.
  2. No permitas que te marque en qué momento o bien no jugar. Tú debes ponerle sus horarios y ser quien decida en qué momento empieza y acaba un juego. Ni tan siquiera en los juegos permitas que te muerda o bien empuje.
  3. Nunca vayas al sitio donde está para darle mimos, si bien se ponga pancita arriba y te haga mucha gracia. Recuerda que eres el que mandas, y si desea mimos, que vaya a procurarte o bien que asista a tu llamada.

Otros consejos útiles

  1. Siempre debe comer después que el resto miembros de la familia. Esto le va a ayudar a comprender que es uno más que está sujeto a unas reglas que has establecido.
  2. No va a pasar por delante de nosotros al entrar o bien salir por una puerta. Nosotros somos más que , y debe saberlo.
  3. Tiene que obedecer las reglas que se marquen en la casa. Ha de saber dónde puede o bien no subirse, dónde va a estar su cama y su comida y si tiene algún sitio en la casa, la terraza o bien el jardín para hacer sus cosillas o bien para jugar.
  4. Ayúdalo a que sea sociable con tus amigos y vecinos. No debemos dejar que se crea el líder de otros que son superiores a él, puesto que eso puede hacer que desee reanudar ese papel asimismo en casa.
  5. Enséñale órdenes básicas. Es esencial a fin de que tu cánido te respete que siempre y en toda circunstancia le muestres lo que deseas de él y para hacerlo debes enseñarle órdenes básicas que va a deber cumplir.
  6. Ejercicio. Un cánido que no se ejercita, va a estar nervioso y agobiado y va a ser más bastante difícil que consigas su respeto.
  7. Si al llegar a casa te brinca y está demasiado excitado, no le hagas caso. Debe comprender que ya antes de tener mimos, debe sosegarse.

Sigue estos consejos, mas recuerda, sin quitarle el amor y el cariño que se merece, y lograrás que entre vosotros haya una buena convivencia basada en el respeto y el amor que los dos sentís uno por el otro.

Guardar