Consejos para los dueños de perros de raza gigante

Todo lo que siempre quisiste conocer sobre Consejos para los dueños de perros de raza gigantesco con toda la info actualizada. Estas en Razas – Perros-

Cuando elegimos como mascota un perro muy alto necesitamos tener en cuenta una serie de factores, tanto para que su crianza sea la más adecuada como para que el entorno en el que va a habitar sea el apropiado.

En este artículo os damos consejos prácticos para los que tenéis o pensáis adoptar perros de raza gigantesco.

Perros de raza gigantesco, progreso más paulatino

Cuando hablamos de un perro de raza gigantesco estamos hablando de animales que tienen un peso de más de 30 kilos. Por otra parte del tamaño, como es obvio, esta clase de canes se diferencian harto de otros más pequeños.

Para asomar un perro de esta clase, como el Gran Danés, empieza la transición a la tiempo adulta rodeando de los 18 meses, pudiendo no conseguir ese estado hasta los 24. Sin incautación, un perro pequeño, como el Chihuahua, a los 6 meses ya ha atrapado esa juicio.

Los perros de raza gigantesco tienen deyección especiales

Por lo comentado hasta ahora, una de las primeras cosas que tiene que tener en cuenta el dueño de un perro de raza gigantesco es que tiene unas deyección desde un punto de aspecto nutricional diferentes a las de un perro más pequeño. Puesto que es diferente en su estructura y en su transformación.

Pero, ojo, un error habitual es pensar que, como se alcahuetería de perros grandes, hay que darles una gran cantidad de comida. Esto no es así.

Su crecimiento es el que es y no por sobrealimentarlos vamos a conseguir que terminen antaño de desarrollarse. De hecho, es imprescindible que su crecimiento sea paulatino y armonioso.

Para que nos hagamos una idea, los cachorros de raza gigantesco multiplican el peso que tienen al venir al mundo por 80 en el primer año de su vida, mientras que los de raza pequeña lo hacen por 20 y dejarán de crecer a los 10 meses. Incluso, como veíamos en el caso del Chihuahua, los hay que antaño.

Por esta causa este tipo de animales tienes más problemas óseos y de malformaciones, que se pueden velar con la comestibles adecuada.

La dieta de los perros de razas gigantesco

Los expertos recomiendan dar a los cachorros una cantidad moderada de alimentos. Su dieta debería de contener:

  • Un tercio de proteínas para que su transformación funcione de la guisa adecuada y sus músculos se desarrollen correctamente.
  • No más de un 15% de grasas, para evitar un crecimiento inadecuado y la cantidad idónea de vitaminas y minerales.

En el interior de estos últimos hay que atender que la ingesta de calcio sea la que requiere el animal. No pensemos, al igual que con la cantidad de comida, que por el hecho de tratarse de una raza alto necesitan mucho más calcio.

Es muy importante que controlemos este tema para evitar problemas en sus huesos y articulaciones. Por otra parte este mineral dificulta la impregnación de otros, por lo que siempre con moderación.

Una vez que son adultos, y a pesar de que hay que seguir controlando su dieta, ten en cuenta que comen un kilo de comida al día, por lo que prepara el saquillo.

Entorno de los perros de raza gigantesco

Es fundamental que los perros de raza gigantesco vivan en un entorno en el que puede moverse sin dificultad, poco que en un tierra es complicado. Son animales ideales para habitar en el extranjero. Es donde se encontrarán más cómodos.

Ten cuidado con las temperaturas extremas, en cuanto a calor y a frío. Lo ideal es que disponga de una caseta donde pueda refugiarse de la climatología adversa.

Si decides que viva en un tierra procura sacarlo, al menos, 3 veces al día y que pase un par de horas en total fuera de casa. Permite que corra y que gaste su energía. De lo contrario, notarás que el animal está más nervioso de lo habitual.

Precauciones con los perros de raza gigantesco

Los perros de raza gigantesco son asiduamente animales tranquilos, pero hay que tener en cuenta su gran tamaño y fuerza, por lo que es imprescindible que tengamos mucho cuidado con él, sobre todo cuando hay niños.

Aun no queriendo causar daño a nadie, nuestra mascota podría provocar algún tipo de desnivel, poco que en ningún caso deseamos. Todavía debemos tomar todas las precauciones necesarias si tenemos otras mascotas.

Los perros de raza gigantesco, encima de ser de una belleza innegable, son ideales para convivir con las personas, así que disfruta de la experiencia pero siempre teniendo en cuenta los consejos que hemos pasado.