Cómo prevenir y curar la leishmaniosis en tu perro

Todo cuanto siempre y en todo momento deseaste saber sobre Cómo prevenir y sanar la leishmaniosis en tu perro con toda la info actualizada. Estas en Salud – Consulta veterinaria-Enfermedades y tratamientos

La leishmaniosis es una enfermedad ocasionada por un parásito llamado Leishmania y que es trasmitido por la picadura de un mosquito. Este parásito puede traer graves problemas a tu mascota e inclusive provocarle la muerte si no se trata a tiempo. Por esta razón vamos a hablarte de esta enfermedad y a darte ciertos consejos para prevenirla o bien sanarla caso de que tu cánido ya la tenga.

Dependiendo de la zona en la que viva el cánido va a haber más opciones de que pueda contraer o bien no esta enfermedad. En los lugares tropicales donde abunda la humedad y el calor, el cánido va a estar pero expuesto a este mosquito.

Pero con independencia de la zona, si el cánido vive en el jardín o bien en una terraza, es deir, al aire libre, el peligro de contagio es mayor. 

Síntomas de la leishmaniosis en los perros

Para saber de qué forma combatir la leishmaniosis es esencial saber cuáles son los síntomas que presentará nuestra mascota.

Por supuesto, está de sobra decir que si notas alguno o bien ciertos de ellos en tu cánido, debes ir al veterinario de forma rápida. Estos son:

  • Úlceras en los bordes de las orejas, la cabeza o bien extremidades
  • Inflamación de los ojos. Desarrollo anormal de las uñas
  • Pérdida de pelo en la cabeza
  • Heridas que no cicatrizan
  • Orina con sangre
  • Diarrea
  • Conjuntivitis en los ojos
  • Dermatitis en la piel
  • Atrofia muscular en especial en la cara, lo que crea una expresión triste y envejecida
  • Cansancio extremo
  • Inflamación de las articulaciones o bien cojera
  • Hinchazón de los ganglios linfáticos
  • Debilidad
  • Pérdida de peso
  • Fiebre
  • Hemorragia nasal
  • Inflamación del abdomen

En en caso de que lleves a tu cánido al veterinario y le haga las pruebas para la leishmaniosis y salgan positivas, si no está en un nivel alto y extendida en demasía, el cánido va a poder llevar una vida normal, mas deberá tener reconocimientos periódicos y tomar fármacos para toda la vida.

Como ves, la leishmaniosis no es un tema a tomar a la ligera, con lo que la prevención es el mejor ataque contra ella.

Cómo prevenir la leishmaniosis

Existe una vacuna para esta enfermedad que es conveniente sobre todo para perros que viven en zonas tropicales o bien a la intemperie. Se debe regentar en los cachorros una vez pasados los seis meses de vida y se va a hacer tres veces el primer año que se vacunen y 1 vez anualmente el resto de su vida.

Puede parecer un tanto pesado, mas es una prevención estupenda teniendo presente que la leishmaniosis puede matar a tu querido amigo piloso. Otras cosas que puedes hacer de manera sencilla son:

  • Ponerle un collar antiparasitario
  • Fumigar en torno a la casa, en especial donde se sabe que hay más mosquitos
  • Poner repelentes externos en ocasiones sobre el pelo del animal
  • Si el cánido vive en la casa, poner antimosquitos eléctricos que son muy efectivos
  • No llevar al cánido a zonas donde el agua está atascada y sucia
  • Pon mosquiteras en casa
  • Si puedes, deja que tu mascota duerma en casa, en tanto que por la noche es cuando los mosquitos más trabajan.

¿Y si tu cánido ya tiene leishmaniosis? ¿Hay solución?

Cómo sanar la leishmaniosis

El veterinario puede darte un tratamiento que va a ayudar a que tu cánido tenga una vida normal. Jamás va a desaparecer completamente, salvo que la enfermedad esté en un nivel muy leve, mas sí puede prolongar la vida de tu mascota un buen tiempo. Eso sí, el tratamiento es costoso y no garantiza que el animal no pueda tener recaídas.

No obstante, las secuelas que deja la enfermedad pueden ser mortales, puesto que aun puede provocar la muerte del animal, con lo que aplicar el tratamiento adecuado a tiempo es esencial para salvar la vida de tu mascota.

No olvides llevar a tu cánido al veterinario a fin de que determine la gravedad de la leishmaniosis en el caso en particular de tu mascota y pueda aplicar el mejor tratamiento con la mayor prontitud posible.

Y si tu cánido todavía no la tiene, vacúnalo. Ya lo afirma el refrán: «Más vale prevenir que curar».