Cómo calmar el hipo a tu perro

Todo lo que siempre quisiste enterarse sobre Cómo calmar el hipo a tu perro con toda la info actualizada. Estas en Vigor – –

El hipo todavía afecta a nuestros perros. Al igual que para nosotros, es fastidioso para ellos y siquiera pueden hacer mucho por calmarlo. Para eso nos necesitan, y con ese fin te vamos a dar unos consejos que te ayuden a calmar el hipo a tu can.

Qué es el hipo

El hipo es un contracción del diafragma que causará incomodidades a tu animal al igual que sucede en nuestro caso. No obstante, como en el caso de las personas, en los perros este problema siquiera es poco preocupante, por lo que es esencial que mantengas la calma y que seas consciente de que tu mascota estará correctamente sea que el hipo se vaya luego de tus esfuerzos o no.

Incluso debes enterarse que los cachorros tienen más tendencia a sufrir hipo y que en todos los casos, más o menos jóvenes, este desaparecerá pasados unos minutos.

Aun así, si el hipo se mantiene durante 30 minutos o más, o si el animal tiene arcadas o cualquier otro signo inquietante, lo mejor es que vayas de modo urgente a tu veterinario.

Cómo calmar el hipo en los perros

En nuestro caso, existen los mitos de que con un susto se nos irá inmediatamente el hipo, pero con nuestras mascotas eso no funcionará, por lo que deberemos acudir a otras tácticas. Entre las más eficaces te ofrecemos las siguientes.

Juega con tu mascota

Distraer al animal a través del juego o mimos es la mejor modo de que el can se olvide del hipo y quizá ayer de que se dé cuenta se le haya ido por completo. Aunque no suceda así, no te alarmes, pues como ya te dijimos, este problema no es peligroso siempre y cuando no vaya acompañado de otros síntomas.

Dale comida

El hipo en la mayoría de los casos es causado por manducar de forma rápida, y esto hace que nuestros patrones de respiración cambien y generen ese ruidito fastidioso inmediato con los pequeños espamos que nos incomodan.

Darle al animal poco de manducar puede cambiar nuevamente estos patrones, volviéndolos a su estado habitual y eliminando el fastidioso hipo.

Agua

El agua puede hacer la misma función que los alimentos, es asegurar, cambiar los patrones de respiración. De hecho, es lo primero que nosotros hacemos cuando tenemos hipo. Pues esto todavía funcionará en tu mascota.

Sorpresa

Aunque dicen que lo del susto no funciona con los perros, parece que hay quienes recomiendan sorprender al animal una vez para ver si da resultados. Hacerlo más veces tan solo puede crear desconfianza en el perro con destino a ti y eso empeoraría las cosas.

Entrenamiento

No hay nulo mejor para cambiar la respiración que el gimnasia. Sal con tu mascota a caminar, a valer o a hacer cualquier cosa que a tu perro le guste, aunque sea tirarse en el granito. Esto podrá hacer desaparecer el hipo.

Si no, al menos el perro estará entretenido y se habrá olvidado del ruidito que le molesta y ¿quién sabe? Quizá al no recordarlo desaparezca.

Baño

Autor: Scott Horvath

No importa el tiempo que hace que bañaste a tu perro, incluso si hubiera sido ayer. A casi ningún can le gusta bañarse, por lo que en cuanto te vea quitarle el collar o coger la toalla hará tremendos esfuerzos por librarse de ese plan que le has preparado que tan poco le apetece. Esos esfuerzos pueden cambiar su respiración consiguiendo erradicar el hipo.

El hipo en los perros no es un problema que atender en la clínica veterinaria, pero entendemos que es fastidioso para tu mascota e incluso para ti y tu comunidad. Pero como ves, es factible de solucionar si sigues nuestros consejos.

Incluso intenta enseñar a tu perro a manducar más despacio para que el hipo cada vez llegue a su vida de modo más eventual y no tan seguido.