¿Cómo ayudar a un gato que cayó desde un sitio alto?

Todo lo que siempre quisiste retener sobre ¿Cómo ayudar a un minino que cayó desde un sitio detención? con toda la info actualizada. Estas en Lozanía – –

Se dice que los felinos tienen 7 vidas… y si a eso le sumamos su curiosidad innata… no es extraño verlos subidos a los árboles o a los tejados, o adecuadamente cayendo de ellos. En este artículo te contamos cómo ayudar a un gato que cayó desde un sitio detención. Sin duda, uno de los accidentes más habituales en esta mascota.

Los gatos y su relación con las gloria

Aún no sabemos por qué… pero que a los gatos les encanta trepar nadie lo puede desmentir. Algunos dicen que es por su instinto cazador, otros que por la curiosidad. Asimismo están los que afirman que es conveniente a la desliz de miedo a las gloria. Y podríamos añadir que aman entretenerse cuando son cachorros o que su cuerpo esbelto y su flexibilidad les permiten subir a cualquier sitio.

Su capacidad extraordinaria de salir ilesos de las caídas les ha transmitido ese mote de “tener 7 vidas”. Y es tan frecuente que caigan desde las gloria que los veterinarios le han puesto un nombre a este percance: “síndrome del minino paracaidista”.

Suele suceder más en los cachorros y jóvenes, porque son más curiosos, más intrépidos… y más inexpertos. Desde temprana existencia salen a la vida y eligen las superficies y zonas más peligrosas para sus juegos y aventuras.

Sin bloqueo, es a partir de la adolescencia (cuando comienza la actividad sexual) que son más propensos a las caídas, sobre todo de los machos… Al olfatear las feromonas de las hembras, no tienen en cuenta los peligros. Siguiendo el vestigio pueden intentar tener lugar por zona inaccesibles y caer.

En el caso de los adultos, las caídas son menos frecuentes, y en la mayoría de ocasiones se debe a problemas del sistema nervioso, cariño, problemas en los huesos, problemas musculares o desliz de compensación.

¿Cómo ayudar a un minino que cayó de un sitio detención?

Una caída en un felino puede estar causada por diferentes motivos. En el caso de que sea poco reiterado, es fundamental presentarse a un veterinario para que lo revise e indique un tratamiento adecuado para el Síndrome del Minino Paracaidista.

Si el profesional no encuentra mínimo “raro” en la fisionomía del animal, entonces es una cuestión de comportamiento o traje. Quizás el animal se ha acostumbrado desde pequeño a trepar a los árboles o al tejado y más longevo es difícil retirar ese “disfrute” aunque se caiga varias veces.

Si tu minino se cae desde una gran categoría te recomendamos que:

1. No administres analgésicos ni medicamentos humanos al minino que cayó

Muchas personas cometen este error al intentar curar a sus mascotas. Sin bloqueo, las medicinas para personas pueden causar intoxicación en los animales incluso en dosis bajas.

2. Mantenlo inmovilizado

Esto es un poco difícil en los gatos que no se quedan quietos ni un minuto. Cuando están doloridos, los felinos incluso se vuelven peligrosos y pueden morder o arañar a sus dueños. Tienes que tratarlo lo más dulcemente posible y con cautela. De esta modo no se asustará y te dejará que lo cuides.

3. Llévalo al veterinario

Puede que a simple aspecto creas que no se ha hecho ningún daño agonizante ,pero algunas lesiones son invisibles al ojo humano. El médico lo revisará, evaluará sus síntomas y le hará algunos estudios para comprobar de que no se haya quebrado un hueso o tenga una laceración interna (por ejemplo en los pulmones, muy sensibles en los gatunos).

4. Vigila su comportamiento

Si tras caer de un sitio muy detención y ayer de llevarlo al veterinario te das cuenta de que se queda anormalmente inmóvil o tranquilo en un zona, se esconde debajo de la cama o la mesa, maúlla todo el tiempo o no quiere yantar, entonces adelanta tu consulta con un profesional, ya que puede tener daños internos o estar muy dolorido.

5. Toma medidas de prevención

Los dueños de los gatos que aman trepar por ahí pueden por ejemplo cerrar las ventanas, los balcones y los huecos de ventilación; darle más juguetes para entretenerlo y construirle plataformas que le permitan subir a diferentes lugares sin dañarse al caer y evitarás que el minino que cayó se sienta mal.