¿Cómo ayudar a los refugios para adoptar perros y gatos?

Todo lo que siempre quisiste retener sobre ¿Cómo ayudar a los refugios para adoptar perros y gatos? con toda la info actualizada. Estas en Hogaño – Apadrinamiento-Protectoras

Los refugios que adoptan a perros y gatos hacen una calado excelente, pues de forma voluntaria y sin humor de provecho cuidan de los más desfavorecidos. En ellos y sus cuidados invierten tiempo, esfuerzo, energía y patrimonio. Si eres apaño de los animales, seguro que en más de una ocasión te has preguntado cómo podrías ayudar a estos refugios.

Para resolver todas tus dudas hemos decidido obligarse este artículo a explicarte qué puedes hacer si deseas ayudar en uno de estos refugios.

¿Cómo funcionan estos refugios?

Estos refugios pueden informarse sobre casos de animales abandonados gracias a la ayuda de los vecinos de la aldea. Normalmente estos llaman o envían un correo electrónico a la protectora advirtiendo sobre un perro desaparecido o dejado que se han opuesto en algún división.

En ese momento los voluntarios de los refugios se ponen en marcha y van a agenciárselas al animal perdido o dejado. Luego se le pide colaboración al vecino para que les ayuden a poner unos carteles en la zona donde se encontró para ver si aparecen los dueños.

Luego, una vez en el refugio, se hace un examen veterinario al animal para cerciorarse de que todo está correcto y de que el animal no necesita cuidados especiales.

No obstante, los animales recién llegados pasarán un período de entre 12 a 18 días en el que estarán separados de los demás habitantes del refugio mientras los vacunan, desparasitan y esterilizan. Este período incluso permite conocer la personalidad del animal ayer de arriesgarse a dejarlo convivir con otros seres, ya sean perros o gatos.

Cómo puedes ayudar tú a los refugios

Hay diferentes maneras de ayudar a estos centros y te las vamos a enumerar:

  • Avisar cuando veas un animal dejado. No importa si tiene o no collar, pues si lo tiene, puede estar perdido. Intenta entretenerlo de alguna guisa para dejar tiempo a los voluntarios a calar. Si te piden tu colaboración para colgar carteles o poner un aviso en periódicos o radios, accede a echar una mano. Esto les aliviará el trabajo y tú estarás haciendo una buena calado.
  • Con comida. Son muchos los animales que viven en estos refugios y hay que alimentarlos. Quizá no te gusta donar patrimonio pero puedes colaborar comprando sacos de comida para perros o gatos, pudiendo escoger variedades según la época. Es proponer, para cachorros, adultos, ancianos… En los refugios hay animales de todo tipo por lo que cualquier variedad será bienvenida.

  • Metálico. Estos refugios necesitan patrimonio para consultas veterinarias, vacunas, nutriente, juguetes, mantas, camas, comederos y un sinfín de artículos que los animales necesitan. Tu patrimonio, por pequeña que sea la tributo, podrá ayudar mucho a estas personas de buen corazón que dedican parte de su vida a ayudar a estos seres maravillosos. Si lo deseas, puedes acompañarlos con algún animal al veterinario o a la tienda de mascotas y sufragar los gastos.
  • Tiempo. Ofrecerte como voluntario para colaborar con tu tiempo y tu trabajo en los refugios es una excelente forma de ayudar. Las personas que regentan este tipo de protectoras no perciben ninguna compensación económica por ello, por lo que tienen que trabajar. Quizá tu horario sea adaptable con el de ellos y puedas quedarte con los animales en horas que ellos tienes labores profesionales.
  • Compañía. Los animales no solo necesitan ayuda económica sino incluso amor y cariño, especialmente si han sido maltratados o abandonados. Ir tan solo a visitarlos de vez en cuando, corretear con ellos, mimarlos y darles cariño, incluso puedes sacarlos a pasear, será una excelente guisa de hacer advertir mejor a los animalitos y de descargar un poco a aquellos que los cuidan.
  • Adopta. Esta es la forma primordial de ayudar. Si tienes posibilidad de tener un animal al que quieras ofrecer inclinación y cariño, adóptalo en uno de estos refugios. Ellos te lo agradecerán y incluso los voluntarios que los regentan.

Gracias por tu intención y tu ayuda.