Cómo actuar en caso de ahogo en mascotas

Todo lo que siempre quisiste conocer sobre Cómo representar en caso de ahogo en mascotas con toda la info actualizada. Estas en Salubridad – Consulta veterinaria-

En verano es muy recurrente que los animales se acerquen a diferentes fuentes de agua para darse un chapuzón. Ya sea en la playa, en el río, alberca o en la piscina de casa siempre hay que estar atentos.

Al igual que sucede con los pequeños, los cachorros o perros con poca experiencia pueden caer al agua y ahogarse. Esa situación de ahogo en mascotas es conocida como  hipoxemia.

La hipoxemia es la aspiración de agua que se produce por una inmersión prolongada. Tras atravesar por esa situación durante unos cuantos minutos, el animal presenta niveles elevados de dióxido de carbono en el torrente escarlata, excitación acelerada de su respiración y entrada de agua en sus pulmones.

A continuación compartimos algunos tips que se han publicado para que sepas cómo representar frente al ahogo de mascotas.

Tipos y síntomas de ahogamiento

Existen tres fases en un ahogamiento distintivo.

1. Una de ellas es tener la respiración cuando se nada y se está en movimiento: En esta situación se produce la aspiración de agua, ahogamiento y lucha por tomar atmósfera.Luego preceden los vómitos y el cese de movimiento seguido de crimen.

2. La aspiración de agua dulce conduce a un colapso de las células respiratorias con posible pulmonía infecciosa. 

En cambio, el agua de mar entra en los pulmones y en los alvéolos (las células de atmósfera de los pulmones) oportuno a que el perro no puede tener suficiente oxígeno.

3. El tiempo de sumersión, temperatura del agua y el tipo de agua en la que el perro está sumergido afectará significativamente el daño en los órganos.

 

Entre los síntomas de ahogamiento se destacan  el azulado de la piel y las encías, tos con esputo espumoso que puede ir desde un color claro a rojo, cese de la respiración, respiración dificultosa, crackling o sibilancia (que es un sonido profundo en el pecho), vómitos, aumento o disminución de la frecuencia cardíaca y el corazón puede dejar de pulsar.

Algunas de las causas por las que se produce ahogamiento en las mascota están relacionadas con la negligencia del propietario: precauciones de seguridad inadecuadas o que el perro sea cría e inexperto.

Otras pueden ser que el animal estuviera en el agua o cerca en el momento de una convulsión, oportuno a un traumatismo craneal, bajo nivel de azúcar en la parentesco, ritmo cardíaco anormal o episodio de desmayo.

Diagnosis

El veterinario hará un examen físico completo a tu perro. Las pruebas tipificado de laboratorio incluirán un perfil químico de parentesco, un hemograma completo, un descomposición de orina y un panel de electrolitos.

Las radiografías de tórax pueden mostrar pulmonía por aspiración o claro en los pulmones. La inhalación de cuerpo extraño puede producir colapso pulmonar y progresar a un síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA).

Es posible que todavía se realice un lavado endotraqueal o transtraqueal, seguido de una evaluación citológica, y se complemente con un monitoreo electrocardiográfico para examinar los músculos del corazón y determinar si ha sufrido algún daño.

Por otro costado, tu veterinario todavía querrá determinar la respuesta auditiva y evaluará si existe algún tipo de pérdida. Igualmente es recurrente que se realice una radiografía cervical, tomografía computarizada o resonancia magnética del cerebro y tronco cerebral.

Tratamiento tras ahogamiento

 Elimina cualquier obstrucción de la vía aérea y dale a tu mascota respiración boca a boca en el sitio del percance. Luego debes llevarlo con su veterinario para que sea examinado y siga con un tratamiento médico.

Quizás deba ser hospitalizado de emergencia y se le administre oxígeno. En caso de tener hipoxemia severa, hipercapnia o pesadumbre respiratoria, quizás deba requerir todavía protección respiratoria.

 No se recomiendan el drenaje gravitacional o compresiones abdominales (la maniobra de Heimlich)  oportuno al suspensión aventura de regurgitación y posterior aspiración del contenido del estómago.

 La fluidoterapia es crucial para sobrellevar el seguridad de líquidos de nuevo a los niveles normales. Si tu perro está hipotérmico, su veterinario le calentará un poco el cuerpo durante unas dos o tres horas.

Generalmente, los perros que se encuentran en estado de coma no cuentan con un buen pronóstico. Siquiera si tienen graves niveles de acidosis en la parentesco (pH inferior a 7,0), o si requieren reanimación cardiopulmonar o respiración mecánica.

En cambio, las mascotas que llegan conscientes a la clínica tendrán un buen pronóstico, siempre y cuando no existan complicaciones y la atención sea inmediata.