¿Cómo acercarse a un perro desconocido?

Todo lo que siempre quisiste conocer sobre ¿Cómo acercarse a un perro desconocido? con toda la info actualizada. Estas en Salubridad – Bienestar y cuidados-Consejos

Si eres cierto que ama a los animales y te preocupas por ellos, seguramente si encuentras en la calle un peludo que parece perdido o abandonado querrás acercarte sin más a socorrerlo. Sin confiscación, antaño de intentar aproximarte a un perro desconocido, debes tomar una serie de precauciones para evitar que el can malinterprete tus intenciones y reaccione de mala guisa.

Qué debes tener en cuenta antaño de aproximarte a un can que no conoces

Antiguamente de acercarte a un perro desconocido debes estudiar su jerigonza corporal y decodificar las señales que emite. Desiste de la idea de aproximarte si el animal muestra signos de determinación. Por ejemplo:

  • Ladridos y gruñidos.
  • Dientes al descubierto.
  • Orejas alzadas y con destino a delante.
  • Posaderas erguida.
  • Patas rígidas.
  • Pelaje erizado.

En estos casos, las posibilidades de que el animal intente morderte son muchas y quizá debas acogerse a integrantes de alguna protectora que puedan venir a su rescate.

Para acercarte con éxito a un perro desconocido, primero debes sabes interpretar su jerigonza corporal.

Cómo debes acercarte a un perro desconocido

Si el peludo se muestra acogedor, o por lo menos no presenta signos de determinación, intenta que sea él el que se acerque a ti. Si no lo hace, puedes aproximarte a él de flanco y muy lentamente. Sigue estos consejos:

  • No le hables robusto, sino con tono calmado y afectuoso.
  • No hagas movimientos bruscos ni intentes acorralarlo.
  • Elude el contacto visual prolongado. El animal puede considerarlo un desafío y una señal de dominio de tu parte.
  • Aproxima tu mano para que la huela. Es una forma de demostrarle tus buenas intenciones.
  • Acarícialo con suavidad, preferentemente en el espalda.
  • Ponte en cuclillas para demostrarle que estás a su nivel.

Si notas que el can está reticente, retrocede y vuelve a intentar el contacto luego, tras unos minutos. Y ten en cuenta que si el perro mueve la trasero no siempre es señal de alegría, sino que puede ser un claro signo de que se encuentra agitado y nervioso.

Qué hacer una vez que logras acercarte al can

Si te ganas su confianza, intenta examinar si tiene una placa de identificación para que puedas contactar a sus dueños. Incluso es posible que posea un microchip.

Si el perro no está identificado de ninguna guisa y consigues que te siga, o puedes colocarle una correa, haz que lo revise un veterinario y llévalo a tu casa o a la de un amigo o usual que pueda recibirlo o, en postrero caso, acércalo a un refugio de mascotas.

Lo ideal es que sigas intentando acechar si, pese a su errata de identificación, el animal tiene dueños. Pon carteles, recurre a las redes sociales y a distintos medios de comunicación y revisa o publica avisos en las secciones de mascotas extraviadas.

Si los resultados no son positivos, es la hora de buscarle un nuevo hogar. Quizá a esta consideración ya te hayas encariñado lo suficiente y decidas adoptarlo.

Casos en los que no debes acercarte a un perro

No te aproximes ni intentes tocar a un perro desconocido que esté:

  • Encadenado o enlazado.
  • Encerrado en una pajarera, un corral, etc.
  • Detrás de una cerca o reja.
  • Interiormente de un automóvil.
  • Dormido, o que no note tu presencia.
  • Enfermo.
  • Con cachorros.
  • Comiendo.

En todos estos casos te expones a que el animal responda de guisa agresiva, ya sea por miedo o porque defiende el que considera su región.

Incluso si no puedes resistir la tentación de acariciar a un peludo que pasea pegado a su dueño, primero debes pedir permiso para hacerlo y atender los reparos que pueda indicarte su propietario.

La responsabilidad frente a todo

Es importante que le expliques a los niños de la tribu que no deben acercarse ni intentar acariciar a un perro desconocido, por más que les gusten los animales.

Incluso es necesario que le indiques a tus hijos cómo deben proceder si el animal comienza a mostrarse agresivo con él.

Y recuerda que conocer el jerigonza corporal canino es de suma importancia en estos casos. Así podrás acercarte con éxito a un perro desconocido y ayudar a que se reencuentre con sus propietarios o a encontrarle un hogar sustituto, que quizá pueda ser el tuyo.