Bradley, el joven que salvó a un perro de morir ahogado por su propia correa

Todo lo que siempre quisiste memorizar sobre Bradley, el adolescente que salvó a un perro de expirar agobiado por su propia correa con toda la info actualizada. Estas en Hogaño – Noticiero-Perros

La rápida representación de un adolescente de 13 abriles salvó a un perro de expirar ahorcado con su propia correa. El hecho ocurrió en el Reino Unido y, si perfectamente los medios destacaron la aspecto heroica del adolescente, nos da pie para alertarte sobre los cuidados que debes tener con tu peludo para evitar que sufra algún tipo de casualidad.

Conoce cómo un adolescente salvó a un perro de expirar ahorcado

Bradley North vive en Prestwich, Manchester, y volvía de la escuela cuando de repente observó que un can de gran tamaño se arrojaba desde la ventana de una camioneta que tenía el vidrio roto.

El animal tuvo tanta mala suerte que quedó colgando de su correa y hubiera muerto asfixiado de no mediar la rápida hecho del muchachito, que logró librarlo del collar y confortarlo hasta que llegó su dueño, 15 minutos a posteriori, quien se mostró sumamente agradecido por la aspecto del adolescente.

La encomiable aspecto de Bradley fue fotografiada por una transeúnte que regresaba con su pequeña hija al colegio. Fue así como la historia llegó a las redes sociales y luego se difundió por distintos medios periodísticos.

Un jovencito del Reino Unido se convirtió en un héroe específico cuando salvó a un perro de expirar agobiado con su propia correa. El hecho sirve para reflexionar sobre los cuidados que debemos tener para evitar que nuestras mascotas se accidenten.

Boo, el can cascarilla por Bradley, está fuera de peligro

El adolescente estudiante declaró luego que hizo lo que se supone que haría cualquier persona que ve un animal en aventura de homicidio. Agregó que él tiene perros y aplazamiento que si sus mascotas corren algún tipo de peligro, sean ayudadas de la misma modo.

Por su parte, el padre del muchacho, Kevin North, se mostró orgulloso por el proceder de su hijo -miembro activo de los exploradores- y lo llamó “mi pequeño héroe”.

El can auxiliado por Bradley se candela Boo y es un Dogo de Burdeos que, ya fuera de peligro, nos invita a reflexionar sobre los cuidados que debemos tener con nuestras mascotas, ya que se pueden fracturar de la modo que menos pensamos en las situaciones más cotidianas.

Qué tener en cuenta para evitar accidentes con los peludos

Sin ir más allá, hace unos días conocimos la novedad de un hombre que salvó a un perro cuya correa había quedado enganchada en un elevador. Y, aunque parezcan hechos aislados, estos tipos de accidentes suelen ser harto comunes.

Por eso debes extremar las precauciones cuando sales de la casa con tu can. No le dejes solo, ni anudado en la vía pública ni internamente de tu coche. Adicionalmente del aventura de que sea robado, el animal puede encontrar la forma de escapar y así extraviarse o ser atropellado.

Fuente: Facebook de Prestwich People

Por otra parte, a pesar de las constantes advertencias al respecto, muchas personas siguen dejando a los peludos internamente de sus coches en épocas de altas temperaturas. En estos casos, las posibilidades de que los animales mueran a causa de un porrazo de calor son muy ciertas.

Igualmente puede acaecer que por distintos motivos –miedo, estrés, etc.-, el animal quiera salir desesperadamente del transporte y se enrede en su propia correa, exponiéndose al peligro de expirar agobiado.

Sé un dueño responsable

Así que aumenta los cuidados cuando sales con tu perro. Quizá no todos los canes en aventura tengan la buena ventura de cruzarse con un jovencito como Bradley, dispuesto a desempeñarse de forma rápida y certera.

Aguantar a un peludo con correa en espacios públicos no solo es tu responsabilidad, sino que es la mejor forma de que puedas controlar la situación e impedir que el animal se escape, sea atropellado o intente pelearse con otros perros. Adicionalmente, evitas que algunos transeúntes se sientan intimidados con la presencia de un can que ande suelto.

En todo caso, consulta a tu veterinario sobre cuál es el dispositivo que mejor se adapta a tu amigo de cuatro patas para que, a pesar de arrostrar correa, disfrute de un paseo confortable. Una vez más, procura no dejar solo a tu perro para evitar que sufra algún tipo de casualidad que incluso pueden ser a causa de su correa.

Fuente de las imágenes: Facebook de Prestwich People