¡Atrévete a cocinar para tu perro!

Todo lo que siempre quisiste retener sobre ¡Atrévete a cocinar para tu perro! con toda la info actualizada. Estas en Víveres – –

Aunque lo recomendado siempre es dar alimento ya preparado y seco para nuestros canes, en ocasiones cocinar para tu perro aportándole los nutrientes necesarios no tiene por qué ser una mala idea. No obstante, hay varias cosas que debes retener antiguamente de lanzarte en esta nueva aventura.

Luego, veamos qué necesita un perro de tiempo adulta en su nutriente y qué comidas se le pueden ofrecer. Y claro, además te daremos unas deliciosas recetas fáciles de cocinar y que a tu amiguito le encantarán.

Cocinar para tu perro… ¿Qué necesitas?

Para un perro de tamaño mediano y de tiempo adulta (no viejo), necesitarás cubrir ciertos nutrientes en su nutriente como proteínas, vitaminas y un bajo porcentaje de grasas.

Si te decides a cocinar para tu perro tendrás que comprar carnes bajas en grasas. Por otra parte, nunca debes dárselas crudas, sino cocinadas. La mejor que puedes darle es la de pollo o pavo y siempre deberás quitar la piel. pues tiene mucho lípido y hormonas que no son beneficiosas para el animal.

Una cámara que tu animal no despreciará es el corazón, poco que te costará muy poco metálico, pero será muy benéfico para la mascota y adicionalmente a tu amigo le encantará.

¿Te gustaría conocer algunas recetas que puedes dar a tu mascota?

Recetas que cocinar para tu perro

Tortas de arroz

  • Vaso y medio de arroz
  • 3 vasos de agua
  • 2 patatas grandes
  • 4 zanahorias
  • 2 ramas de apio
  • 2 kilos de carne de pollo molida
  • 8 huevos
  • vaso y medio de copos de avena
  • 3 cucharadas de óleo de oliva

Para esta prescripción deberás poner agua en una olla para cocer el arroz. Una vez cocido, separa del fuego y deja que se enfríe.

A continuación, en un bol ínclito deberás mezclar todos los vegetales: papas, zanahorias y apio adyacente con los huevos y la carne. Mezcla con una cuchara o con la mano. Posteriormente agrega el óleo, el arroz y los copos de avena. Remueve todo perfectamente y coloca todo en unos moldes de muffins para hornear.

Si no tienes moldes además puedes darle la forma que desees con la mano o con 2 cucharas y ponerlas en una bandeja de horno. Entonces deberás meter en el horno ya precalentado a 200 grados durante 45 minutos. Talego y deja refrescar. ¿A que hasta tú tienes ganas de comerlos?

Bocaditos de atún

Suena más a una prescripción para gatos, pero no lo dudes, a tu perro le fascinará. Por otra parte, es un plato de sencilla elaboración que no te costará mínimo. Para ella necesitarás:

  • Dos latas de atún
  • 1 o 2 huevos dependiendo de su tamaño
  • Un vaso de agua caliente
  • 1 zanahoria
  • 1 rama de apio

Aplasta el atún con un tenedor y agrega el apio y la zanahoria que habrás cortado en trocitos muy pequeños. Luego pon el huevo ya transitado y ayúdate con el agua caliente para conseguir una mezcla homógenea. Ponlos en unos moldes y hornea unos 10 minutos a 200 grados. ¡A tu perro le encantarán estos bocaditos!

Macarrones

Aunque los macarrones, por ser una gran fuente de hidratos, no son poco de lo que tu perro pueda extralimitarse, agradecerá que se los cocines de vez en cuando.

Necesitarás:

  • Macarrones
  • Pollo
  • Agua
  • Sal
  • Óleo de oliva

Cuece los macarrones en una olla con agua y mientras estos se hacen, pon una pechuga de pollo en la paila con un poquito de óleo y sin sal (recuerda que esta es perjudicial para tu mascota).

Dora perfectamente la pechuga y cuando esté terminada deja refrescar un poco. Entonces córtala en pedacitos pequeños que tu perro pueda masticar de guisa sencilla. Escurre los macarrones, pásalos por agua fría y mézclalos con el pollo. ASí de sencillo es este alimento completo que tu can disfrutará al mayor.

Como ves, cocinar para tu perro no es tan difícil. Aunque estas recetas y otras que quizá conozcan son para darle un capricho a la vez que respetas los nutrientes que necesita. Recuerda que la nutriente ideal para tu perro es la preparada para él y recomendada por su veterinario. ¿Conoces tú alguna otra prescripción que nos quieras compartir?