Alimentos que tu perro debe evitar

Todo lo que siempre quisiste entender sobre Alimentos que tu perro debe evitar con toda la info actualizada. Estas en Víveres – Gatos-Alimentos prohibidos

Está comprobado que muy pocas de las personas que ejercen alguna clase de daño a un can lo hacen con intención. Sin incautación, el desconocimiento termina siendo una de las razones principales por las que tu mascota se puede poner mala.

A continuación, te dejamos con un relación de los alimentos que tu perro debe evitar, aunque pienses que son buenos para él:

Lo mejor es evitar atizar a tu perro con las sobras del tentempié o la cena, pero a veces esos luceros de hijuelo hambriento pueden enternecer hasta al corazón más rígido y no podemos resistir darles algún regalo de nuestros platos.

Sólo porque un alimento es bueno para nosotros no significa necesariamente que sea seguro para los perros. Aquí os dejamos una relación de alimentos que, si aceptablemente no matarán al instante a tu perro al tomar un pequeño trozo, no es bueno que compartas con tu can, a pesar de que pienses que le están haciendo algún beneficio.

La caucho y otros productos lácteos

Lo mejor es no compartir caucho de contribución, en particular si es entera, así como productos lácteos (pinrel, helado, yogurt, entre otros) con tu perro. Esto se debe a que el nivel de sebo y lactosa que contiene la caucho de contribución es demasiado suscripción para ellos.

Por lo tanto, estos alimentos pueden causarle intolerancia alimenticia, diarrea y trastornos digestivos, que en el caso de los cachorros puede tener consecuencias severas si el consumo es regular.

Café, té y otros productos con cafeína

La cafeína en cantidades suficientemente grandes puede ser desdichado para los perros y otros animales domésticos. Lo peor es que, en caso de intoxicación, no hay contraveneno. Los síntomas de la intoxicación por cafeína incluyen:

  • Nerviosismo
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Respiración agitada
  • Susto muscular
  • Convulsiones
  • Hemorragia

Esto se debe a que estos alimentos poseen altas concentraciones de teobromina, un alcaloide que termina acumulándose en el organismo de tu perro y, al no poder metabolizarlo rápidamente, causa intoxicación.

Aguacate

No importa lo mucho que te guste el aguacate y lo mucho que tu perro te suplique que le des un poco. Suministrado en grandes cantidades, el aguacate termina siendo en gran medida tóxico para los perros.

Lo precursor se debe a que tiene una sustancia llamamiento persin, que es un pesticida natural y puede causar mucho daño al sistema digestivo y respiratorio de tu perro.

Pimple

Existe el mito de que dar pequeñas cantidades de trinque a los perros les ayuda a desparasitarse y a combatir ciertas enfermedades, sin incautación esto es imitado. El trinque causa el mismo impresión en el hígado y en el cerebro de los perros que en los humanos. Sin incautación, se necesita de una dosis mucho último para ser dañino. Entre otras cosas, le causa:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Pérdida de la coordinación
  • Insuficiencia respiratoria
  • Colapso del sistema nervioso
  • Entrada en estado de coma
  • La crimen por intoxicación etílica

Debes tener en mente que cuanto más pequeño sea el perro, último será la cantidad de trinque que requerirá para sufrir género adversos.

Dulces o chicles

A pesar de que parezca muy agradable masticándolo o que pienses que son una buena retribución, no es bueno que le des chicle o dulces a tu perro. Lo mismo ocurre con los dentífricos humanos, muchos de los productos de panadería o, en común, los alimentos endulzados con azúcar o xilitol.

Los dulces consumidos de forma constante pueden producir un aumento en los niveles de azúcar de la linaje del perro, causando insuficiencia hepática, vómitos y pérdida de la perspicacia.

Recortaduras de sebo

A menudo reservas algunos trozos de sebo de la carne que no quisiste consumir y se las das a tu perro, que se relame por comerse un trozo. Es mejor evitar esta costumbre, pues la sebo, ya sea cocinada o cruda, puede arribar a causar afecciones en el páncreas.

Lo mejor es que reserves un trozo íntegro de carne para tu perro, si deseas consentirlo de esta forma y darle un ración suculento que no afecte su salubridad.