Akita Inu, elegancia oriental

Todo cuanto siempre y en toda circunstancia deseaste saber sobre Akita Inu, elegancia oriental con toda la info actualizada. Estas en Razas – Perros-

Esta raza originaria de el país nipón (más exactamente de la prefectura de Akita) fue utilizada por los guerreros ancestrales para apresar osos. En este artículo te contamos todo sobre el Akita Inu, el cánido preferido de Vladimir Putin, presidente de Rusia, y conocido por la película “Hachiko”.

Orígenes del Akita Inu

Los estudios señalan que la raza apareció hace 3000 años. No obstante, debido al aislamiento de su pueblo natal (la prefectura de Akita), no se tienen demasiados vestigios y contestaciones sobre su historia.

El Akita fue mudando de nombre durante su existencia, en dependencia de la función que desempeñaba: Matagi-inu (de caza), Kurae-inu (de guerra) y Odate-Inu (de providencia).

El Akita (inu desea decir cánido en nipón) asimismo se utilizó para apresar osos debido a su tamaño mediano. A partir del año 1063, se lo cruza con el Mastín Inglés y el Tosa Inu para lograr ejemplares más grandes y beligerantes, ideales para las riñas.

Tras la prohibición de las peleas de perros en 1903, la raza original fue conservada y pudo desarrollarse. Se transformó en el cánido nacional de el país nipón y, en 1927, se creó una sociedad para resguardarlo. En 1931 fue declarado Monumento Nacional. Tristemente, a lo largo de la Segunda Guerra Mundial se atraparon a la mayor parte de los perros (de todas y cada una de las razas, excepto el Pastor Alemán) para emplear la piel como ropa y la carne como comestible.

Para poder resguardar a la raza, muchos ejemplares fueron mandados a zonas pequeñas donde los labradores los tenían como guardianes. Tras el conflicto armado, múltiples hembras se vendieron a E.U., y de esta manera fue como nació la raza Akita Americano, con rasgos del pastor alemán y del Mastiff.

Desde entonces, el Akita Inu disfruta de una reputación apreciadísima en su país: se lo considera un símbolo de prestigio (solo podían tenerlos los nobles) y de riqueza. Además de esto, los nipones piensan que es un talismán de la buena suerte, por este motivo obsequian una estatuilla del cánido cuando alguien enferma o bien nace un bebé.

Características y comportamiento del Akita Inu

Se trata de un cánido de buen tamaño y fuerte constitución, más largo que alto, con el pecho ancho y el espinazo nivelados. El pelaje puede ser de 4 colores: blanco, colorado, sésamo y atigrado. El tamaño del cráneo es proporcional al cuerpo. Las orejas son pequeñas y también inclinadas cara adelante. La nariz es de color negro, la lengua rosada y los ojos pequeños, de color café.

Las patas del Akita Inu son afines a las de los gatos (palmípedas). Es un genial bañista, y su cola está arroscada sobre el espinazo. El pelaje es corto y grueso. En lo que se refiere a tamaño, pueden medir hasta 71 cm y pesar entre 34 y 53 kg (los machos).

En cuánto al carácter de esta raza, se puede resaltar que es imperturbable en situaciones irritantes, reservado y sigiloso. Puede aceptar un papel dominante cuando está con otros perros. Es esencial socializarlo desde cachorro a fin de que sea una mascota equilibrada.

A su vez, es un animal muy cariñoso, protector y fiel, con carácter amistoso, y no acostumbra a ladrar demasiado.

Cuidados del Akita Inu

La esperanza de vida de esta raza fluctúa los 10 años. Es un cánido bastante fuerte, puede aguantar las inclemencias del tiempo debido a su espeso pelaje. Los primordiales inconvenientes que pueden afectarles son la displasia de cadera, las enfermedades en las rodillas, la disfunción de la glándula tiroides, y los desequilibrios en el sistema inmunitario.

Es esencial cepillarlo diariamente para eludir que pierda pelo (en temporada de muda se le cae bastante). El Akita Inu precisa ejercicio todos y cada uno de los días cuando menos unos minutos. La buena nueva es que se amolda a cualquier entorno, tanto a una casa como a un piso.