¡A jugar con tu perro!

Todo lo que siempre quisiste enterarse sobre ¡A esparcirse con tu perro! con toda la info actualizada. Estas en Entrenamiento – Entretenimiento-Diversión y juegos

Las circunstancias personales, los problemas y el trabajo a veces llegan a estresarnos tanto que cuando tenemos un tiempo para estar en casa solo queremos tenderse y descansar. No obstante, esto no es posible si tenemos un perro, pues él requiere de nuestra atención. No solo necesitará que lo saquemos a la calle, sino que querrá jugar con nosotros y necesitará nuestra atención.

Pero, ¿cómo esparcirse con un perro? ¿Qué tipo de actividades se pueden hacer juntos? No te preocupes, vamos a reponer todas tus dudas.

Cómo esparcirse con tu perro

Desafiar es importante para que el perro se sienta amado y para su bienestar emocional y físico. He aquí unos consejos para que esparcirse con tu can sea un placer para uno y otro:

  • Tira y afloja. Este es un recreo que a tu perro le encantará, pues es innato el deseo en ellos de querer tirar con su boca todo lo que ven y todo lo que quieren. Para este recreo deberás despabilarse un chisme o peluche grande que tú puedas sujetar por un extremo y tu perro por el otro. Por otra parte de un recreo, este método te servirá para enseñar a tu perro comandos de voz como «tómalo» o «suéltalo».
  • Lánzale objetos. Esta es otra aspecto innata de los perros: correr tras todo lo que vuela o tras todo lo que se mueve. No hay mucho que explicar sobre cómo esparcirse a esto con tu mascota. Enséñale un objeto, asegúrate que lo sigue con la clarividencia y lánzalo esperando que corra a buscarlo. Lo más difícil es que te lo devuelva, pero esta será una buena oportunidad para enseñarle el comando de voz «dame».
  • Escondrijo. Este no es el recreo más sencillo de esparcirse con un perro pero puedes estar seguro de que te reirás mucho. Para esparcirse con tu perro al escondrijo necesitarás la ayuda de cualquiera más que sujete a tu perro mientras tú te escondes. Si quieres facilitarle las cosas lleva en la mano una dulce o uno de sus juguetes.
  • Vocabulario. No es que queramos que enseñes a departir a tu perro, pero él sí puede educarse a relacionar la visión de un objeto con su nombre. Por ejemplo, si tiene un chisme, nómbralo cuando se lo das o cuando se lo pides. Di la palabra «chisme» tantas veces como puedas para que tu perro lo aprenda rápidamente.
  • Dedícale tiempo a tu perro. Al menos dedica a esparcirse con tu perro quince minutos al día. Esto hará crecer el vínculo que hay entre uno y otro y encima hará que tu perro sea oportuno.

Otros consejos para esparcirse con tu perro

Negocio juguetes a tu perro. Aunque a los perros les encanta pasar y saltar, tener juguetes es poco que los vuelve locos. ¡Dale ese capricho a tu perro! Pero, ¿cómo nominar el chisme adecuado?

  • Juguetes activos. Estos son aquellos que permiten a tu perro pasar tras ellos, mordelos y finalmente, destrozarlos. Hay una amplia tono para nominar y será tu perro quien vaya guiándote en torno a sus gustos.
  • Juguetes suaves. No escojas juguetes demasiado duros pues podrían dañar sus dientes. Estos deben ser adaptados a mejorar su dentadura pero a la vez a entretenerlos en vez de sumergirlos en un suplicio.
  • Juguetes distractores. Estos quizá sean un poco más caros, pero son excelentes para la agilidad mental de tu mascota y como entretenimiento. Normalmente tienen una especie de cúpula pequeña en la que encierran una dulce o cualquier otra cosa que le encante. Son aquellos que hacen estar al perro activo y lo hacen pensar en cómo obtener lo que le chisme encierra.
  • Alterna los juguetes. Los perros se suelen hastiar rápidamente de todo, por lo que encontrar 3 o 4 juguetes que les encanten te ayudará a poder alternarlos cada día y evitar que tu mascota caiga en el aburrimiento.

Estas son solo algunas sugerencias para que juegues con tu perro, pero seguro que se te ocurren otras muchas con un poco de esfuerzo. Juega con tu perro, dedícale tiempo y haz de él un perro oportuno.