10 tips para mejorar los paseos con tu perro

Todo lo que siempre quisiste conocer sobre 10 tips para mejorar los paseos con tu perro con toda la info actualizada. Estas en Educación – Niveles de adiestramiento-Consejos y curiosidades

Uno de los aspectos más desesperantes para el propietario de un can es no poder salir de paseo de una forma tranquila, sin el estrés que provocan los tirones continuos de correa, empujones, etc. Por eso te facilitamos 10 tips avíos para mejorar los paseos con tu perro.

1. El collar

Se tráfico, como sabemos, de un aspecto imprescindible en el momento del paseo, porque de él va a subordinarse que el paseo sea más o menos traumático. Sin retención, el collar que usamos asiduamente no es el más indicado, entre otras cosas porque provoca una presión exagerada sobre el cuello del perro cuando éste tira.

A la larga, el uso de este collar no solo provoca problemas en el momento del paseo con tirones, sino que incluso va a ocasionar lesiones cervicales y hasta hernias en nuestra mascota.

2. El arnés

El arnés es mucho menos peligroso que el collar porque recoge el torso del perro y en presencia de empujones o tirones no lastima con tanta virulencia y es posible mejorar el paseo siempre que tengamos el control sobre dicho arnés.

3. El control durante los paseos con tu perro

El control de la calma tenemos que mantenerlo en todo momento, no sólo al salir a la calle, sino mucho antiguamente. Algunas frases como “¿nos vamos?”, lo que conseguirán será excitar de antemano a nuestro amigo y convertir el paseo en poco agobiante. El animal debe ver en dicho paseo normalidad y disciplina.

4. Independencia

A nuestra mascota no la gusta ir atada. Pero si conoce que en algún momento puede ir sin correa durante el paseo se va a portar fenomenal. Iremos a un parque para perros, un campo, un descampado o un sitio donde el can esté a aparte de peligros (coches, carreteras, etc.) y permitiremos que se pegue unos buenos paseos oliendo lo que quiera él solo, siempre bajo nuestra vigilancia. Este espacio de libertad lo tranquilizará y lo recordará en próximos paseos.

5. Recompensas

Lasgolosinas son la esencia de cualquier aprendizaje en un perro. Hemos de alentar su comportamiento adecuado, y con las chucherías lo conseguiremos. Si salimos a pasear y siempre utilizamos el regaño, todo será mucho más difícil.

6. Identificación

Es fundamental que todo can tenga su placa de identificación con tus teléfonos actuales en todo momento. Adicionalmente, se puede identificar con el tatuaje ALIAC o un Chip implantado bajo la piel. De esta forma, en caso de que se suelte la correa de la mano, se rompa el collar u ocurra otro imprevisto, tendrá muchas más posibilidades de regresar sano y aparte a casa. Si por alguna circunstancia perdemos a nuestra mascota, los datos contenidos en estos dispositivos serán la mejor ayuda para poder recuperarlo.

7. Si se suelta durante los paseos con tu perro

Los perros tienen muchos comportamientos como los niños. Si se sueltan en algún momento, es seguro que correrán. La mejor conducta por nuestra parte será seguirlo pero no perseguirlo gritándole ya que creerá que es un engranaje. Lo mejor es seguirlo a paso calmado. Cuando el animal nos vea, no debemos valer, sino agacharnos y sentarnos en el suelo, llamándolo con calma y ofrecerle golosinas, su bártulo preferido, etc., con el fin de que se acerque y poder agarrarlo.

8. Sus deposición

Es imprescindible acicalar los desechos de nuestro perro, poco que nos llevará unos segundos. De esta forma, mantendremos una convivencia sana con los vecinos, un medio circunstancia más honrado y evitaremos que en nuestro paseo el día venidero tú o tu perro pisemos lo del día antedicho.

9. Marcando el comarca

Todos los perros tienen un instinto territorial y por ello querrán marcar su comarca a lo dadivoso del repaso, así como barruntar árboles para conocer qué tipo de perros los han traumatizado y han pasado por ahí. Tenemos, por ello, que ser pacientes y dejar que huela y marque su comarca, pues es poco popular en todos los canes.

10. El gruñido

Ladrar a otros perros o incluso personas en nuestro paseo puede ser enojoso: para evitarlo tenemos quedistraer a nuestro amigo. Nosotros, como dueños, lo conocemos adecuadamente y veremos en seguida cuándo se dispone a alborotar. En esos momentos lo podemos distraer y darle un pequeño empujón con destino a ti para que se gire y nos mire, enseñarle un premio, un bártulo o iniciar su engranaje preferido. Eso lo distraerá y habremos evitado unos ladridos muy molestos para nosotros y incluso para los vecinos.

Haz caso de estos tips y verás lo mucho que mejoran los paseos con tu perro. Tanto él como tú lo agradeceréis enormemente.