¿Por qué los Pugs o Carlinos son ideales para dueños sin experiencia?

Todo lo que siempre quisiste retener sobre ¿Por qué los Pugs o Carlinos son ideales para dueños sin experiencia? con toda la info actualizada. Estas en Razas – Perros-

Por fin lo tienes claro, lo has meditados aceptablemente y has estudiado tu situación. Pero, por otra parte, has pensado en todos los pros y por supuesto además en los contras, que como todas las situaciones, además los tiene.

Pero sabes que has tomado la mejor decisión. Vas a ampliar la comunidad adoptando un perro. Si aún no has decidido su raza, te mostramos como los Pugs o Carlinos son perfectos para los dueños sin experiencia.

Los Carlinos

Los Carlinos son perros de un escaso tamaño que cada vez podemos ver más por las calles. No solo por su belleza, sino porque conveniente a sus características se convierte en la mascota ideal para multitud de hogares.

Es un perro abierto, al que le gusta estar con su dueño, que no ladra excesivamente y que tiene tendencia a tener problemas con la balanza, poco muy humano. No olvides que, por otra parte, son muy simpáticos, divertidos y que cuentan con un carácter apacible.

Seguro que ya estás deseando aparecer la convivencia, pero ayer vamos a conocer poco más acerca de ellos. Empezaremos por su historia.

Historia de los Carlinos

Su origen resulta un tanto incierto, como sucede con otras muchas razas. La explicación más plausible es que proceden de China, y que podrían estar emparentados con los Pekineses. Más delante llegaron al continente europeo, a la Grupo Efectivo de Bélgica.

Sin requisa, al parecer su nombre vendría de un actor italiano del siglo XVIII llamado Carlin, que interpretaba a un Payaso al que encontraron un parecido a  este tipo de mascotas, conveniente al careta de su rostro.

En cuanto a Pug, que significa morro, se cree que se le puso porque esa parte de su organismo es muy particular.

Características principales de los Carlinos

  • Suelen determinar unos 28 centímetros en su tiempo adulta, y alcanzar un peso de entre 6 y 8 kilos pero, como te hemos indicado, tienen una gran tendencia a engordar por lo que deberás cuidar su dieta y estar irresoluto.

Si sube demasiado de peso, consulta con su veterinario.

  • Tiene buena vigor, pero si padece obesidad se incrementa el peligro de padezca diabetes y problemas de corazón.
  • Prefiere pasear a valer y que lo dejes a su meteorismo.
  • Es despierto y aprende con ligereza.
  • No soporta aceptablemente las altas temperaturas, así que en verano elige las horas de menos sol para sacarlo.
  • Le encanta retar y que seas su mejor amigo.
  • Escolta lo que es suyo y está siempre alerta.

Por qué son los Carlinos un excelente primer perro

Como decíamos al principio, los Carlinos tienen un carácter especialmente agradable que facilita en gran guisa la convivencia. Presentan pocas dificultades a la hora de adaptarse a su nuevo hogar y, por otra parte, no necesitan practicar mucho examen, por lo que no hay que volver demasiado tiempo en sacarlo a pasear.

Como es evidente, al ser tu primer perro no tendrás una gran experiencia, no solo cuidando, sino además adiestrando a tu nuevo amigo.

Aunque ya te hemos dicho que no va a ser un perro muy activo, esto no impide que necesitemos desarrollar ciertas rutinas y marcar qué comportamientos son adecuados y cuáles no lo son. No olvidemos que, por muy manso que sea, continúa siendo un animal.

Eso sí, tendrás la gran preeminencia de que enseñarle todas las cosas que pretendes que aprenda. Va a ser un proceso muy agradable y sencillo, al contrario de lo que sucede con otro tipo de perros más díscolos, por así decirlo.

Cómo adiestrar a los Carlinos

Como en cualquier otra clase de educación poner límites a tu perro es fundamental. Para hacerlo, primero tienes que tener claro cuáles quieres que sean. Por ejemplo, determinar dónde va a amodorrarse, en qué habitaciones puede entrar o cómo debe comportarse con los extraños.

Una vez que lo tengas claro, manténte firme y edúcalo con cariño.

Es fundamental que entendamos que la secreto para una buena convivencia con nuestro Carlino, y en normal con cualquier mascota, es la educación que le demos.

Si lo hacemos de la guisa adecuada conseguiremos que sea todo un éxito, mientras que, si no lo tomamos en serio, sabes cuáles serán las consecuencias.

Si has preferido tener como primera mascota un Carlino, enhorabuena. Verás como se convierte en una gran intrepidez.