Dijo que no a una propuesta de matrimonio por no perder a su perro

Todo lo que siempre quisiste aprender sobre Dijo que no a una propuesta de bodorrio por no perder a su perro con toda la info actualizada. Estas en Animales – Animales domésticos-

Si te dieran a escoger entre tu novio y tu perro, ¿qué harías? Quizá pienses que este es un asunto ridículo, ¡¿quién iba a hacerte tomar una intrepidez de ese tipo?! Pues a una chica de la India le pasó, y la cosa tomó un rumbo tan serio que hasta tuvo que asegurar no a su novio cuando le propuso bodorrio. Si hubiera dicho sí, tendría que perder a su perro.

PODRIA INTERESARTE

Todo sucedió en la India. Al parecer, el perro de Karishma nunca había sido un problema hasta que su novio le pidió bodorrio. ¿Quieres conocer esta historia?

Karishma y Lucy, inseparables, ¿por qué debía perder a su perro?

Fuente: notasdemascotas.com

Como sucede en muchos lugares de la India, los matrimonios se conciertan. Pues eso sucedió con Karishma, quien había entrado en un bodorrio concertado con un hombre que no conocía.

Lucy era, bueno, es la perra de Karishma. Han estado juntas desde siempre, son compañeras de vida, amigas, inseparables.

Suponemos que Karishma, como muchas mujeres a las que le conciertan un bodorrio, no estaba muy emocionada con la idea de casarse. Sin retención, es parte de la civilización y debía obediencia a su comunidad. Pero todo dio un modismo cuando el hombre le hizo ver a Karishma que Lucy, su perrita, iba a ser un problema. Tendría que perder a su perro.

Karishma no lo dudó ni un momento y le hizo ver al pequeño que si ella tenía que perder a su perro, la boda no se llevaría a lugar.

Al pequeño no le sentó muy admisiblemente esto, pero le dijo que lo pensara admisiblemente. Mira su conversación:

  • ÉL: ¡Hola!, estoy esperando una respuesta, ¡hasta mis padres me están preguntando! ¿Qué debo decirles?
  • ELLA: ¡Hola!, bueno, ya hablamos del tema, parece que mi perra es un problema así que…
  • ÉL: ¿Podemos solucionar esto? No quiero un perro en medio de mi matrimonio ni que se suba a nuestra cama, eso lo tengo muy claro. Por otra parte, a mi origen no le gustan los peludos.
  • ELLA: Pues por eso mismo te estoy diciendo que lo nuestro no funcionará.
  • ÉL: ¿De verdad lo dices en serio? ¡Por Altísimo!
  • ELLA: Sí, porque será un problema a posteriori, ella forma parte de mi vida.
  • ÉL: ¿Estás segura de tu intrepidez? Quizá te gustan los perros ahora, puede ser temporal. Estamos hablando de tu vida.
  • ELLA: Sí, estoy segura. Tener una mascota no es poco transitorio. Amo a los animales. No puedo ni quiero desentenderse a mi perra por nadie.
  • ÉL: Siento asegurar esto, pero entonces cásate con tu perro.
  • ELLA: No te tienes que poner arrogante ni descortés solo porque no han surgido las cosas entre nosotros.

Karishma lo tuvo siempre claro con su perrita

Fuente: notasdemascotas.com

Karishma dice que su madre sigue pensando que él es un partido consumado para ella y que se equivocó en su intrepidez. Esto ocasionó problemas y presión en la comunidad. Sin retención, Karishma no estaba dispuesta a dar su ayuda a torcer. ¡Y nos parece excelente! ¿Qué persona que te quiera te puede pedir que abandones a un animal, cualquiera que forma parte de tu vida?

Parece que no quedó la cosa ahí y el pequeño siguió escribiéndole y diciendo cosas. Frases como «la comunidad es la prioridad», «¿cómo una perra puede ser el centro de tu vida?», «tu carrera no es importante».

Este pequeño no entendía falta sobre la cumplimiento y el aprecio. Coito que Lucy había poliedro a Karishma todos los primaveras que han estado juntas. No entiende que es un ser vivo y que desde que se les adopta llegan a formar parte de nuestra vida.

Karishma no estuvo dispuesta ni a pensarlo. No iba a desentenderse a su animal, no iba a perder a su perro, por falta ni por nadie. ¡Qué buen ejemplo a seguir! Es bueno que todos estemos determinados a seguir cuidando de nuestras mascotas pase lo que pase. Así podremos poner nuestro piedra de arena contra el abandono.

Fuente de las imágenes: notasdemascotas.com