Cómo escoger a nuestro perro ideal

Todo lo que siempre quisiste enterarse sobre Cómo escoger a nuestro perro ideal con toda la info actualizada. Estas en Hogaño – Acogida-Responsabilidad

¿Existe el perro ideal para cada persona? Si adecuadamente la idealización de seres o situaciones es un concepto que pasa más por las aspiraciones que por la ingenuidad, plantearte cómo debería ser el peludo con el que vas a compartir parte de tu vida es un tema al que deberías prestarle atención. Así evitarás desilusiones para ti y malas experiencias para el animal.

PODRIA INTERESARTE

En rebusca del perro ideal

Antaño de escoger al perro que consideras ideal para ti, deberías plantearte una serie de preguntas e ir respondiéndotelas de a una. Por ejemplo:

¿Por qué y/o para qué quiero tener un perro?

Debes delimitar si solo buscas una mascota o quieres que el can cumpla, adicionalmente, otras funciones. Por ejemplo:

Mención separado para el tema moda y status. Si quieres un can solo para lucirte con tus amigos y allegados, mejor cómprate un coche nuevo.

A la hora de nominar un perro es importante que no te dejes aceptar por el impulso y puedas conocer en detalle sus características.

¿Conozco y asumo las responsabilidades que implica hacerse cargo de una mascota?

Un perro no es un objeto, sino un ser vivo que no puede ser desechado o abandonado si nos aburrimos de él, nos da demasiado trabajo o no cumple las expectativas que nos habíamos creado.

Por eso, debes tener adecuadamente en claro que, al hacerte cargo de una mascota, adicionalmente de mimos y caricias debes procurarle:

  • Nutriente conforme a su tamaño, tiempo y raza
  • Controles veterinarios periódicos
  • Un espacio adecuado para su refrigerio
  • Entrenamiento en, al menos, normas básicas de comportamiento
  • Actividad física a través de paseos diarios y examen
  • Estímulo constante a través de juegos y juguetes
  • Acicalamiento

¿Descripción con el tiempo necesario para dedicarle?

Entonces, conociendo las responsabilidades que implica tener un perro, ¿te comprometes a dedicarle todo el tiempo que necesita?

Ten en cuenta que si el animalito va a sobrevenir mucho tiempo solo en casa puede angustiarse y destrozar distintos objetos o ladrar-aullar-llorar de guisa constante, pudiendo incomodar igualmente a los vecinos.

Adicionalmente, debes contabilizar el tiempo que debes enfrascarse para sus paseos y su ejercicio. Considera que, separado de hacer sus micción, el perro aprovecha estos momentos para socializar con sus congéneres y para explorar el entorno a través del olfato.

¿Mi casa es adecuada para abrigar a un nuevo miembro no humano?

Si un nuevo miembro ingresa al agrupación descendiente, ¿alcanza el espacio para que todos estén cómodos? En estos casos deberás tener en cuenta, no solo el tamaño del perro, sino su personalidad y su nivel de energía.

Hay animales más sedentarios y tranquilos, y otros que necesitan más atención y actividad física. En esta parte juega igualmente tu forma de ser. Por ejemplo: si sales a valer todos los días, sería ideal que elijas un perro que te acompañe exquisito.

Si eres de los que prefieres quedarte mirando televisión o leyendo un ejemplar, mejor rebusca un peludo que permanezca contento a tu costado, tumbado en el sillón.

¿Mi presupuesto alcanza para cubrir los gastos que implica la tenencia responsable de un can?

El pago que implica tener un perro en buenas condiciones no es un tema beocio para tu saquillo. El peculio que tendrás que desembolsar en el cuidado de tu mascota variará de acuerdo a su tamaño, el liberal de su pelo o los problemas de lozanía que pueda lograr a presentar a lo liberal de su vida.

En el presupuesto debes contabilizar, como imperceptible:

  • Alimento
  • Vacunación y desparasitación
  • Controles periódicos de su lozanía
  • Eventuales gastos por distintas enfermedades e incluso urgencias que puedan presentarse a causa de accidentes, envenenamientos, peleas, etc.
  • Accesorios
  • Instrumentos y/o servicios de acicalamiento

Elige tu perro a conciencia

Resueltos estos interrogantes, seguramente se allanará el camino para que puedas nominar a conciencia un perro que se acerque a tu ideal.

Para evitar sorpresas –sobre todo en relación a la personalidad y el nivel de energía del animal, o al tamaño que pueda alcanzar cuando crezca- es importante que no te dejes aceptar por el impulso y conozcas en detalle las características de la raza de can que quieres tener.

Siquiera dejes de costado la opción de adoptar un perro mestizo. En la protectora seguramente podrán informarte sobre cómo es el animalito y si se acerca a lo que estás buscando.

Imagen cortesía de Oskar Vikman.