¿Cómo debemos actuar con el gatito recién llegado a casa?

Todo lo que siempre quisiste entender sobre ¿Cómo debemos interpretar con el gatito recién llegado a casa? con toda la info actualizada. Estas en Animales – Animales domésticos-Gatos

En otras ocasiones ya hemos hablado de la prohijamiento de los gatos, sobre todo de las ventajas que tiene adoptar a un astuto adulto. Pero asimismo queremos conversar de cómo debemos interpretar en el caso de que tomemos la atrevimiento de adoptar a un gatito, en este caso una cría.

Siempre nos gusta aconsejar que ayer de adoptar una mascota, valoremos los pros y los contras, ya que estamos hablando de un ser vivo y no de un “artefacto” y que va a faltar de toda nuestra atención y nuestro cariño. Así que os vamos a dar unos sencillos consejos de cómo debemos interpretar con el gatito recién llegado a casa.

¿A qué vida podemos llevarnos el gatito a casa?

En cuanto decidimos adoptar una cría de astuto, queremos llevarlo a casa lo ayer posible, pero no es lo más recomendable. Sería conveniente que los gatitos permanecieran con su mamá y hermanos, exiguo hasta 12 semanas. Ten en cuenta que la mamá es la que le va a enseñar a ser astuto, no nosotros.

En las primeras semanas es cuando más necesita de su tribu gatuna, pero incluso el astuto puede mamar hasta las 10 semanas de vida. Si lo separas ayer de las 12 semanas, podrías suscitar estrés al astuto, problemas de conducta e incluso enfermedades.

La venida a casa

En cuanto se produce la separación entre el gatito y su tribu gatuna, al principio se va a reparar desorientado, así que será muy importante las atenciones y la porte de los miembros de su nuevo hogar. Toda la tribu tiene que ser consciente de que se manejo de una criatura que es un bebé y que va a faltar de unos cuidados básicos.

Tienes que preparar la casa para la venida del nuevo bebé de la casa, es muy importante la temperatura medio ambiente, ni frío ni calor pero sobre todo el frío ya que le puede causar una hipotermia.

Igualmente le debes proporcionar una camita cómoda donde el gatito pueda descansar cómodamente y esté colocada en un circunstancia donde no haya corrientes de brisa y esté calentito. Si ya está destetado y no toma caucho materna, es imprescindible que ya le coloques su bandeja higiénica para que haga sus deposición.

Recuerda que el gatito encima va a faltar mimos y cuidados básicos, que tú le tendrás que proporcionar. Igualmente tienes que asearlo, ya que no está su mamá para hacerlo, encima de proporcionarle la comida correcta y necesaria para su vida.

Cosas que va a faltar

En cuanto el gatito recorra la casa, tienes que habilitarle un circunstancia donde poner su comida, el agua y el circunstancia donde va a hacer sus deposición. Hay que proporcionarle su bandeja higiénica con la arena necesaria y cambiarla periódicamente.

Es muy importante que asimismo le proporciones un afilador para sus uñas, así evitarás que se las afile con cualquier mueble u objeto de la casa. Cómprale algún artefacto para que se entretenga.

La sanidad

En cuanto ya ha tenido la primera toma de contacto con la casa y los miembros de la tribu, hay que llevarlo al veterinario para que lo revise. Hay que atender que no tenga parásitos tanto externos como internos, ya que podía contagiar a otros animales que tengas en casa e incluso a niños.

Igualmente es importante que le revise los luceros y las orejas, para descartar que tenga ácaros. Si tienes alguna duda es mejor que se la consultes a su veterinario, al igual que la comida que debe seguir tu pequeña mascota.

Las normas desde pequeño

No cometas el error de no enseñarle a tu astuto lo que está perfectamente y lo que no, sólo porque sea un bebé, luego será más difícil. Tienes que dejarle claro lo que no se puede hacer, y si hace errata, cuando hace poco mal, rocíalo con agua, así le quedará claro que eso no se hace.

No dejes que haga sus deposición por ahí, para eso tiene su bandeja higiénica. Igualmente debes premiarlo si hace poco perfectamente. Poco muy importante en la educación de un astuto es la paciencia, no te va a obedecer desde el principio, pero acabará acatando las normas.

No te agobies si al hijo le cuesta un poco la aclimatación, hay que tener paciencia y entender que ha sido separado de su mamá y hermanos, está en un circunstancia extraño con masa que no conoce, así que te toca ganarte su confianza y cariño.