Caballo de Przewalski, el último caballo salvaje

Todo lo que siempre quisiste asimilar sobre Heroína de Przewalski, el postrero heroína salvaje con toda la info actualizada. Estas en Animales – Animales salvajes-Mamíferos

Poca gentío conoce al heroína de Przewalski, pero no deja de ser un animal único y con una historia singular. Durante milenios hemos domesticado a los caballos, y hemos provocado la acabamiento y sustitución de sus variantes silvestres. Sin bloqueo, el heroína Przewalski ha sobrevivido hasta nuestros días y se le considera el postrero heroína salvaje.

PODRIA INTERESARTE

Los últimos caballos salvajes

Cuando hablamos de caballos salvajes nos vienen a la cabecera los mustangs americanos. Sin bloqueo, no dejan de ser caballos cimarrones, es proponer, caballos domésticos que son abandonados y consiguen sobrevivir en estado salvaje.

Los caballos se extinguieron en América hace miles de abriles, pero durante la conquista de América se importaron diversas razas de caballo españolas. Las llanuras americanas, donde no habitan grandes depredadores como el lobo, el oso o grandes felinos, permitieron su apogeo.

El heroína de Przewalski es conocido como heroína salvaje mongol por poco. Y es que, a pesar de que estuvo al borde de la acabamiento, hoy en día sobrevive como el único heroína que no ha sufrido un proceso de domesticación.

Esto permite que sea un ideal maniquí de estudio para el comportamiento de los caballos, pues presenta un temperamento y estructura social que seguramente sea muy similar a la que tendrían los ancestros del caballo doméstico. Esto presenta múltiples aplicaciones para la etología equina y la doma natural.

Los caballos se extinguieron en América hace miles de abriles, pero durante la conquista de América se importan diversas razas de heroína españolas. Las llanuras americanas, donde no habitan grandes depredadores como el lobo, el oso o grandes felinos, permitieron su apogeo.

 

Características y comportamiento

A diferencia de los caballos domésticos, el heroína salvaje mongol tiene un cráneo desigual, con un morro convexo en empleo de cóncavo. Sus patas son cortas y su individuo es maciza, con una cabecera más prócer en proporción con el cuerpo. 

Sus crines siempre están erectas, y posee un color que varía entre el amarillo y el castaño confuso. Su peso de adulto ronda los 350 kilos, y mide más de dos metros de generoso.

Los caballos de Przewalski son una especie muy social, que vive en manadas grandes, lideradas por un puerco dominante. Cuando los caballos alcanzan los dos abriles de momento suelen abjurar el peña.

Las hembras se instalan en otras manadas y los machos intentan arrebatar el poder a otros sementales, lo que fomenta el intercambio hereditario entre los miembros de la especie. El carácter del caballo de Przewalski es feroz y, aunque no ataca sin razón, es impracticable domar ejemplares salvajes.

En cuanto a la nutriente, esta especie como vive en praderas se alimenta de hierba. Su principal depredador es el lobo, aunque su veterano amenaza es el ser humano y el impacto que genera en el hábitat del heroína salvaje mongol.

Los caballos de Przewalski son una especie muy social, que vive en manadas grandes, lideradas por un puerco dominante.

Conservación del heroína de Przewalski

Durante el Pleistoceno, el heroína de Przewalski vivía en Asia y su homólogo europeo, el tarpán, vivía en Europa. Esta especie está detrás de los orígenes de los caballos domésticosDurante milenios no tuvo amenazas, pero la caza y la competencia con la vacada lo pusieron en serio peligro. Y es que la especie contaba con miles de ejemplares, pero pasó en pocos abriles a ser de escasas decenas.

En 1969 fue gastado el postrero heroína salvaje en las estepas de Mongolia. Sin bloqueo, se comenzó un esquema de cría pionero, que consiguió fomentar la reproducción de la especie. Los caballos mongoles acabaron siendo reintroducidos de nuevo en 1992, en las praderas del suroeste de Mongolia.

Estos caballos se adaptaron a la perfección a la región de Hustai, donde vivían antiguamente, así que la cría de caballos en libertad fue todo un éxito. Hoy en día, existen poco más de 300 caballos de Przewalski salvajes, que viven en una reserva protegida, con lo cual su censo está aumentando considerablemente. Gracias a ello, actualmente podemos retornar a ver caballos salvajes en las estepas salvajes de Mongolia.