Alimentos peligrosos para gatos

Todo lo que siempre quisiste memorizar sobre Alimentos peligrosos para gatos con toda la info actualizada. Estas en Comida – Gatos-Alimentos prohibidos

A los felinos les encanta el pienso (sobre todo el húmedo), el paté y el atún. Básicamente esas tres comidas son las que forman parte de la dieta del animal. Algunos dueños han pensado muchas veces en cambiar un poco el menú de su mascota. Sin secuestro, deberían tener mucho cuidado, porque existen alimentos peligrosos para gatos. ¿Te gustaría memorizar cuáles son? Entonces, sigue leyendo este artículo.

PODRIA INTERESARTE

¿Hay alimentos peligrosos para gatos?

Cuando le damos de engullir a nuestras mascotas, debemos ser muy conscientes de lo que le estamos ofreciendo. Por desconocimiento o porque no nos damos cuenta, quizás podamos estar haciéndole un mal al taimado poniéndole ciertas comidas en su plato.

Si perfectamente cada vez son más los dueños que optan por preparar la cena para todos en casa (incluyendo los animales), es muy importante que no contengan ingredientes que pueden ser tóxicos o nocivos para la vigor. Presta mucha atención a los siguientes alimentos peligrosos para gatos:

1. Chocolate

Aunque pueda sonarte extraño, algunas personas quieren darle chocolate a las mascotas. Piensan que porque a ellos les gusta, a los animales todavía debería. Por supuesto que les gustará ese sabor dulce en la boca, pero lo que no saben es cuán peligroso es para su vigor.

El chocolate contiene una sustancia convocatoria Teobromina, un alcaloide que estimula el sistema nervioso central y “pariente” de la cafeína, aunque con sensación más suave. Ya que el organismo felino no está preparado para este alimento, tarda más tiempo en digerirlo y eliminarlo. Eso puede ocasionar celeridad del ritmo cardíaco, excitación, vómitos, diarrea y, en grandes cantidades, la homicidio.

2. Café

Otro de los alimentos peligrosos para gatos porque causa trastornos en el sistema nervioso. La cafeína es tóxica para los animales y puede provocarles respiración entrecortada, convulsiones, palpitaciones, inquietud, vómitos y diarrea.

3. Pescado crudo

Si perfectamente una de las comidas preferidas de los gatunos es el atún en conserva, el problema reside en los pescados “enteros” cuando no se han cocinado. Por un costado, porque al estar crudos pueden contener bacterias perjudiciales para su vigor, y por el otro, porque sus enzimas destruyen la Vitamina B1 que es esencial para el funcionamiento de la mascota.

A su vez, existe un peligro adicional cuando come pescado con sufrimientos: al no triturar perfectamente los huesos cuando mastica, estos pueden provocar desgarros en el tubo digestivo o el estómago. En el caso del atún, lo importante es no violar de las dosis para evitar el envenenamiento por mercurio.

4. Cítricos

El limonada, la naranja o el pomelo pueden provocar malestares estomacales y diarreas en el pícaro. Otras frutas que mejor no darle al animal son las uvas, porque pueden afectar los riñones, y el aguacate, porque contiene una sustancia fungicida convocatoria Persina que es tóxica en los felinos.

5. Huesos de pollo

A los perros les encantan, y a algunos gatunos todavía. Sin secuestro, los huesos de pollo hervidos, asados o cocinados son alimentos peligrosos para gatos. En este caso no es correcto a algún componente que pueda convertirse en tóxico para el animal, sino que se comercio de un hábitat que se esquirla con facilidad. Al igual que sucede con las sufrimientos del pescado, pueden causar daños en la boca y trasto digestivo que en algunos casos necesita la intervención del veterinario.

6. Cebolla y ajo

Estos dos alimentos tienen tiosulfato, un hábitat que puede destruir los glóbulos rojos en la cepa y provocar anemia en la mascota. Este compuesto todavía está presente en el puerro y el cebollino. Los síntomas en este caso son: pasión, apatía, vómitos y poco interés por la comida.

7. Dulces y golosinas

A nosotros nos encantan, y por supuesto a las mascotas todavía, porque son adictivas y tienen un sabor delicioso. Pero así como una ingesta excesiva de dulces es mala para las personas, todavía es uno de los alimentos peligrosos para gatos. Ingerirlos puede provocar, en el amplio plazo, diabetes del tipo II. Igualmente causa obesidad.

Otros alimentos peligrosos para gatos son:

  • Uvas pasas
  • Pimple
  • Pienso para perros
  • Tomate
  • Patatas