ÚLCERA GÁSTRICA EN PERROS Síntomas y Tratamiento


ÚLCERA GÁSTRICA EN PERROS Síntomas y Tratamiento

Causas de úlceras en perros



Las úlcera gástrica en perros es más frecuenta en razas como los rottweilers o el pastor alemán.

El estómago de los perros tiene un PH muy ácido, en comparación con otros animales y con el nuestro. Esto se debe a que en la naturaleza eran carroñeros y comían carne cruda, y su ácido estomacal está diseñado para matar una gran cantidad de bacterias y patógenos que puedan haber ingerido. Incluso los perros a veces comen excrementos, que están llenos de bacterias y no les pasa nada. Esto es gracias a la gran acidez de su estómago.Para protegerse, el estómago del perro tiene las paredes recubiertas por una mucosa protectora y una gruesa capa de moco, que impide que el ácido abrase el estómago. También la renovación de las células dañadas es muy frecuente en un órgano tan necesario como el estómago. De este modo, el organismo del perro logra matar las bacterias que ingiere en su alimento, y a la vez sobrevivir a la gran acidez de los jugos gástricos necesarios para ello.

Síntomas de úlcera en perros

¿Entonces por qué los peros tienen úlceras de estómago? Estas úlceras se desarrollan, porque se daña la mucosa que recubre el estómago o el lumen intestinal que está expuesto, aquel que entra en contacto con los alimentos de manera directa y es también responsable de la absorción de los nutrientes. Cuando la mucosa que protege al estómago y el duodeno queda dañada, se pueden producir las úlceras y las perforaciones estomacales. Existen diferentes factores que pueden alterar los mecanismos de protección.

Una de las causas principales de la úlcera de estómago en los perros es el envenenamiento accidental. Este puede ser ocasionado por una intoxicación con las plantas, tales como las setas u otras plantas tóxicas. También pueden ser causadas por productos de limpieza domésticos, plaguicidas o raticidas, que es la intoxicación por sustancias químicas utilizadas para matar ratas y otras plagas; pero también puede ocurrir por la intoxicación por metales pesados tales como zinc o arsénico. Pero esta no es el único motivo, a continuación enumeramos otros.

Una de las causas principales de la úlcera de estómago en los perros es el envenenamiento accidental. Este puede ser ocasionado por una intoxicación con las plantas, tales como las setas u otras plantas tóxicas. También pueden ser causadas por productos de limpieza domésticos, plaguicidas o raticidas, que es la intoxicación por sustancias químicas utilizadas para matar ratas y otras plagas; pero también puede ocurrir por la intoxicación por metales pesados tales como zinc o arsénico. Pero esta no es el único motivo, a continuación enumeramos otros.

Causas de úlcera gástrica en perros

Qué es la úlcera gástrica en perros

Ten en cuenta además, que hay algunos factores que pueden favorecer la aparición de las úlceras gástricas en los perros, una de ellas es el estrés, que puede estar ligado a la falta de actividad física, a vivir en un ambiente estresante, o a haber sufrido maltrato y abandono. Otro factor que incide es que administremos a nuestro perro demasiados fármacos.

Y finalmente, la dieta también tiene un gran impacto en la salud del perro y la capacidad de su sistema inmunitario para luchar contra enfermedades caninas y bacterias como el mencionado Heliobacter. Por ello, además de darle pienso (o balanceado) de la mejor calidad que puedas permitirte, ofrécele distintas recetas de comida casera para perros natural adecuada para él que incluyan pollo, pavo, huevos, ternera o res, yogur natural, zanahorias, guisantes, manzanas, etc, (mejor si son productos orgánicos).

Uso continuado de antiinflamatorios no esteroides o ibuprofeno Otros medicamentos Enfermedades infecciosas de origen vírico, bacteriano o micótico por ejemplo infecciones por Heliobacter. Beber agua con moho Hiperacidez del estómago Traumatismos fuertes (golpes) Parásitos gastrointestinales Insuficiencia renal aguda, enfermedad hepática o enfermedad inflamatoria del estómago Tumores de páncreas o tumores gástricos Realizar demasiado ejercicio y sobre esfuerzos repetidamente. Esto es más frecuente entre los perros de trineo, perros de caza extenuados, o carreras de galgos.



 Hay muchos síntomas que se pueden desarrollar como resultado de las úlceras gastroduodenales, algunos de los cuales no pueden ser detectados, hasta que la condición de la mascota se convierta en grave. Los perros son más propensos a sufrir úlceras que los gatos, pero en caso de padecer una úlcera, los perros no siempre van a mostrar signos de hemorragia gastrointestinal.

Como saber si mi perro tiene una úlcera

Algunos de los síntomas de úlcera gástrica en perros que observamos con más frecuencia son:

Si has observado algunos de los síntomas de úlcera gástrica en perros que hemos descrito, debes acudir con tu mascota al veterinario y contarle tus sospechas, porque esta enfermedad solo te la puede diagnosticar un profesional. El veterinario le solicitará un historial detallado y luego le realizará un examen físico, en donde le hará las pruebas de rutina en los laboratorios. Un recuento sanguíneo completo, el perfil bioquímico y/o análisis de orina, ayudarán en el diagnóstico del problema.

Tratamiento de úlcera en perros

Por ejemplo, un análisis de sangre puede revelar la anemia en los pacientes que presentan sangrado, mientras que en los casos de pérdida crónica de sangre, la anemia debida a la deficiencia de hierro puede ser visible.

Vómito Vómito con sangre Pérdida de apetito Pérdida de peso Dolor abdominal Anemia (puedes leer aqui como saber si tu perro tiene anemia). Debilidad generalizada Aceleración del ritmo caridiaco Heces con sangre o heces negras, debido a la presencia de sangre digerida

En algunos perros, la disminución en el número de plaquetas, estas son las células importantes para la coagulación de la sangre y los glóbulos blancos pueden ser revelador. La materia fecal se analiza para ver si existe sangre presente o no, mientras que en las radiografías abdominales y las ecografías ayudarán con el diagnóstico de cualquier cuerpo extraño, abultamientos en el duodeno o en el estómago.

Dependiendo del caso, pueden ser necesarias otras pruebas, por ejemplo, en caso de que exista un tumor, los rayos X en la caja torácica pueden ayudar con la búsqueda de metástasis del tumor a los pulmones.

El objetivo final es descubrir y tratar la causa subyacente, mientras que al mismo tiempo se alivian los síntomas de la mascota. Llas úlceras gastroduodenales a menudo están asociadas con las hemorragias, el shock o una infección abdominal grave. Se requerirán de cuidados intensivos en la clínica veterinaria hasta que el perro esté estable.

Se administrarán líquidos para mantener el nivel del cuerpo y en algunos pacientes se requerirá de la transfusión de sangre para superar el déficit por sangrado abundante. En caso de que el sangrado continúe el veterinario podrá inyectar agua con hielo en el estómago de 20 a 30 minutos para ayudar a detener la sangre. La cirugía será necesaria en los perros que tengan el estómago perforado o si hay tumores.

La resolución completa del problema dependerá de la causa y de la magnitud del mismo. Sin embargo, es recomendable que el perro no se mueva mucho después de la cirugía. El control regular, así como los exámenes de seguimiento son obligatorios.





En casos de vómitos, la alimentación oral deberá interrumpirse hasta la recuperación, deberá llevar una dieta baja en grasa y en cantidades muy pequeñas.

Comparte este post! 🙂

Otras publicaciones relacionadas