POMERANIA Caracteristicas, fotos y cuidados

 Pomerania perro características de la raza y aspecto:

Descubre a este pequeñín con look de osito y de gran personalidadEl pequeño pomerania es un melenudo de gran carácter. Está clasificado dentro de la familia de los spitz, pero reducido a tamaño mini, para que te lo lleves donde quieras! Estos perros son originarios de la región alemana de Pomerania y detrás de su pelo largo y sus orgullosos andares se esconde un leal amigo, que te seguirá a todas partes.

El perro pomerania es pequeñito, aunque no es ningún debilucho. Necesita poca comida y sí que tendrás que darle sus paseos cada día, pero no necesita ejercicio en exceso.

Por todo esto es ideal para muchos tipos de gente. Desde personas mayores, ya que es un perro alegre, cariñoso, fácil de cuidar y ofrece mucha compañía. También puede convivir perfectamente en familia, y por supuesto con personas solteras o que vivan en pequeños apartamentos y ciudades.





Los pomerania desarrollan vínculos muy fuertes con sus dueños, a los que se apegan mucho. A pesar de su minúsculo tamaño tienen una fuerte personalidad, de hecho algunos son bastante territoriales, por lo que además de compañái pueden servir para alertar ante la presencia de extraños.

POMERANIA Caracteristicas, fotos y cuidados

 

Los antecesores del perro pomerania, llegaron a Europa a través de la región de Pomerania, situata al norte entre Polonia y Alemania, cerca del mar báltico. Allí se hicieron famosos como perro de compañía y de labor (el llamado spitz alemán).

¿Cuanto pesa un perro pomerania? El peso del perro pomerania es entre 1,5 y 3,5 kg Altura del perro pomerania entre 13 y 18 cm a la cruz.





Este tamaño mediano era reminiscencia de los perros pastores que fueron originalmente, ya que se necesitaban cierta envergadura para llevar a cabo las faenas con el ganado.

Fue tras su llegada a Inglaterra, donde la cría selectiva consiguió los estándares que conocemos hoy en día, es decir, una raza pequeña y elegante pero que conserva su pelo largo nórdico y gran parte de su robustez original.

Hay que decir, que las familias reales europeas como la inglesa o francesa, y los miembros de la aristocracia tuvieron bastante influencia en la selección y difusión de esta raza. Y es que los pequeños perros pomerania cautivaron a las princesas desde hace siglos.

Hacia 1767 la reina Carlota de Inglaterra los introdujo en la corte y posteriormente su nieta, la reina Victoria continuó con la afición, sobre todo tras traer a “Marco”, un perro de raza pomerania que adquirió en Florencia. Conforme pasaba el tiempo, cada vez se trataba de minimizar un poco más la talla de estos perros, para reducirlos hasta un tamaño marcadamente menor al original (en torno a 5 kgs debían pesar por aquella época).





SI TE GUSTO COMPARTILO

 

Otras publicaciones relacionadas