Mi perro no quiere comer y vomita y esta triste

Los perros son seres vivos muy sensibles. Pasar tanto tiempo a nuestro lado durante tantas generaciones ha desarrollado en ellos un profundo sentimiento de empatía, ha acentuado sus emociones y los ha hecho más proclives a tener cambios de humor. Tu perro puede sentirse triste por muchos motivos y expresar que lo está, casi,casi, como lo haría un humano. La manera en la que suele demostrar que está deprimido con mayor frecuencia es no comiendo.

Es decir, que si ves que ha perdido el apetito, come menos o no lo hace en absoluto hay dos posibilidades: que esté triste o que esté enfermo. Hablemos de la primera opción, ¿por qué puede estar triste tu perro?

Si acabas de adoptar tu colega hace poco y ha sido víctima de malos tratos antes de llegar a tu hogar estará todavía triste, es lógico. Hasta que no pasen unas semanas caminará con el rostro oscurecido y la cola baja, no comerá y le costará un tiempo recuperar el ánimo y acostumbrarse a ti. En el refugio te informarán de cómo lo rescataron y de cómo proceder si este es su caso.

Otro motivo muy habitual por el que tu perro está triste y no come es porque echa mucho de menos a alguien. Si una persona de su entorno con la que tenía una buena relación ya no está, la añorará. No tiene por qué ser necesariamente una muerte, también si tu hijo se va a la universidad, tu pareja se va de casa porque rompes con ella, etc. En este caso tendrás que pasar mucho más tiempo al lado de tu perrete, jugar más con él, sacarlo más a pasear y demostrarle que tiene motivos para seguir siendo feliz y estar alegre.

Si tu perro ve que tú estas triste él también lo estará y no comerá
Ya que hablamos de rupturas, si tienes un vínculo muy fuerte con tu peludo y eres tú el que que se deprime tu perro también se pondrá muy triste. Como hemos dicho al principio de este artículo, los perros tienen muy desarrollada su empatía hacia aquellos que aman. Recuerda que permanecer mucho tiempo en este estado de ánimo no es nada saludable para tu amigo, así que anímate por los dos, vuelve a sonreír _y disfruta de su compañía para recuperarte tú también. _

Hay otros factores por los que tu perro puede ponerse triste y dejar de comer que no son tan ‘trascendentales’. Un cambio en sus rutinas de ejercicio o alimenticias, darle un pienso que sea de mala calidad y que no le guste, que vivas en una zona cálida y haya estado lloviendo toda la semana, que llegue el otoño, una mudanza o que por tu trabajo de repente le estés haciendo menos caso también le entristecerá.

Es decir, que hay que tener mucho cuidado con los pequeños detalles para que tu perro no se venga abajo. Si te fijas, señalamos que es importante no cambiar la rutina de sus paseos o de su alimentación. Lo recalcamos porque es uno de esos asuntos por lo que es importante adoptar con cabeza, teniendo claro que sí vas a poder prestarle atención de manera constante si realmente quieres acoger a un perrito en tu vida.

Si no está triste y no come por causas emocionales, ¿por qué puede ser?
Si no ha habido un cambio drástico en su vida, si no se ha alterado su dieta y no ha cambiado nada en tu vida o en su ambiente puede que esté enfermo. Como nos ocurre a los humanos, a los perros también les cambia el carácter, arrugan el gesto, dejan de comer y se encogen. Si tras comprarle un pienso mejor o intentar animarle sigue igual, ponte en contacto con nuestros veterinarios online para que podamos determinar qué le ocurre y darte una solución. _

Si tiene diarrea, además de estar de bajona y de no comer, haz tu consulta cuanto antes, porque podría tener una enfermedad muy peligrosa llamada parvovirus. Pero este es el peor de los casos; por lo general, con un poco de cariño y de mimos extra volverá a sonreír.

Otras publicaciones relacionadas