HEPATITIS EN PERROS SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO


HEPATITIS EN PERROS SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

Qué es la hepatitis en perros



El término hepatitis proviene de las palabras griegas “hepar” (hígado) e “itis” que significa inflamación. La Hepatitis canina es una enfermedad patológica en la que el hígado se inflama y sus células quedan dañadas, lo cual les impide funcionar correctamente. Generalmente se origina por un virus, aunque existen otros factores que pueden causarla, tales como la enfermedad autoinmune.

La hepatitis en perros consiste en la inflamación del hígado y ofrece distintos síntomas como:Por desgracia, no todos los perros ofrecen síntomas, y a menudo cuando estos son visibles (como los ojos amarillos), puede ser ya muy tarde. De observar algunos de estos síntomas (no todos, obviamente), debes acudir de inmediato a tu veterinario y contarle detalladamente todos los cambios físicos o de comportamiento que hayas observado en tu perro. Y él mediante diversas analíticas puede detectar si se trata de hepatitis, o incluso pude que sea otra dolencia seria.

Síntomas de la hepatitis canina

Los perros al igual que los humanos tienen una anatomía con órganos vitales semejantes a los nuestros, por lo que el hígado resulta vital en su organismo ya que es uno de los órganos más importantes y con más funciones.

Los perros al igual que los humanos tienen una anatomía con órganos vitales semejantes a los nuestros, por lo que el hígado resulta vital en su organismo ya que es uno de los órganos más importantes y con más funciones.

Se han estudiado más de 500 funciones diferentes del hígado, entre las que destacan la producción de la bilis, producción de ciertas proteínas de la sangre, metabolizar los medicamentos, procesar y equilibrar la sangre que sale del estómago y los intestinos, conversión del exceso de glucosa en glucógeno, conversión del amoniaco tóxico en urea para su posterior excreción, y un largo etcétera.

Los tipos de hepatitis en los perros van a variar dependiendo de la causa que la originó. Las más frecuentes serían:

color amarillento en los ojos piel amarillenta congestión en las mucosas cansancio confusión cognitiva dolor abdominal pérdida de apetito y pérdida de peso vómito incremento de la sed orina más oscura de lo normal fiebre depresión debilidad muscular dolor articular (el perro se queja al tocarle las articulaciones de las patas) artritis problemas de coagulación de la sangre



 No puede hablarse de un único tipo de tratamiento de la hepatitis canina, puesto que tu veterinario te aconsejará cual es el más adecuado para tu perro, basado en la causa de origen de la patología.

¿Cómo se produce la hepatitis en los perros?

Para el caso de la hepatitis infecciosa, el veterinario suele recetar antibióticos para prevenir infecciones secundarias. También puede recetar otros fármacos para controlar los síntomas que tu perro haya desarrollado. En cuanto a su dieta, puede que recete a tu perro una alimentación rica en proteínas, e incluso puede darle sueros u otras formas de paliar la deshidratación.

Para el caso de una hepatitis común, el tratamiento será sintomático, cuidando y equilibrando los factores causantes del daño del hígado.

En la hepatitis autoinmune canina, también se tratan los síntomas, pero además el veterinario puede recetar a tu perro fármacos específicos para tratar de regular su sistema inmunitario, para intentar prevenir futuros daños al hígado.

Tipos de hepatitis en perros

Lo más importante para mantener a nuestros perros con una buena salud y con una excelente calidad de vida, es aportarle una alimentación balanceada y lo más rica y variada posible, que les aporte todos los nutrientes necesarios. Asimismo es importante mantener una buena higiene en todas las zonas donde habita el perro, así como en su bebedero y comedero.

Hepatitis infecciosa canina: En este caso la inflamación del hígado es provocada por un virus llamado CAV-1 o Adenovirus Canino tipo I. Se contagia cuando el perro tiene contacto con objetos o agua contaminada, o con orina de un perro infectado. En casos agudos, el perro puede morir en cuestión de días, y los más vulnerables a ella son los cachorros jóvenes. En este tipo de hepatitis, no existe ningún tipo de predisposición según la raza del perro. No todos los perros reaccionarán igual tras la infección. Algunos pueden morir en cuestión de horas o días, y otros en cambio pueden mostrar una infección menos severa, o llegar a cronificarse le enfermedad. Hepatitis común: Este tipo de hepatitis se presenta cuando existe una inflamación del hígado por la exposición durante un tiempo suficiente a medicamentos o sustancias tóxicas que dañan el hígado. Hepatitis autoinmune: que se produce por una disfunción del sistema inmunitario del perro que ataca a las células de su hígado, destruyéndolas. Digamos que por un error del organismo, las defensas del perro atacan a su propio hígado.

No debemos nunca administrar fármacos ni medicamentos por nuestra cuenta a los perros, puesto que algunos de ellos pueden dañar su hígado seriamente, y causarles otros trastornos de salud.

Prevención de la hepatitis en perros

Adicionalmente, es importante darles afecto, como también mantenerlos activos realizando paseos y caminatas diarios, así como juegos y ejercicios al aire libre, lo cual lo ayudarán a mantener en equilibrio en su organismo y salud.





Comparte este post! 🙂

Otras publicaciones relacionadas