DOGO ARGENTINO Características, Fotos & Video

 Dogo argentino Características

Dogo Argentino. Conozcamos la raza de perro dogo argentino y sus características.

La Federación Cinológica Internacional lo clasifica en el grupo 2 (mastines). Esta raza fue desarrollada por el médico argentino Antonio Nores Martínez, que lo definió como: “El mejor perro de presa y el de más presa entre todos los perros del mundo.”

Todo se comenzó en la década de 1920. Nores Martínez quería un perro adaptado para la caza de jabalíes y zorros, y lo consiguió cruzando al extinguido perro de pelea cordobés (mezcla de bull terrier y bulldog con alano español y mastín español), con otras razas como el Dogo de Burdeos, perros Bóxer, Bull terrier de pelea y mastín del pirineo.

Los resultados de su programa de cría se publicaron muchos años después, en 1947, pero su reconocimiento en Argentina no llegaría hasta 1964, y a nivel internacional no fue hasta 1973.





Si tenemos en cuenta sus orígenes condicionados por el cruce entre perros dedicados a las peleas, y su destino como “experto” en caza mayor, comprenderemos su carácter territorial y dominante, que unido a su fortaleza, hacen que el dogo argentino necesite precozmente un adiestramiento acorde con sus características. Hay que eliminar sus rasgos agresivos potenciando su capacidad de protección, trabajo y afecto. Si se le dedica el tiempo suficiente y se le educa adecuadamente se convertirá en un compañero fiable, leal y cariñoso.

DOGO ARGENTINO Características, Fotos & Video

 

Como sucede con todas las razas de perros, el dogo argentino puede ser un buen compañero, bueno con los niños y cariñoso con las personas, pero debe ser socializado desde muy joven.

La altura del dogo argentino oscila entre los 60 y 68 cm de los machos y los 60 y 65 cm de las hembras Peso del dogo argentino : 40 a 45 kg los machos y 40 a 43 kg las hembras.





Desde el primer día hay que ser muy paciente con él y prestarle mucha atención, relacionándolo desde el principio con personas y otras mascotas.

Su adiestramiento ha de ser firme y enérgico para transformar su instinto territorial por su también arraigado instinto de protección, enseñándole a no atacar a otras mascotas. A veces hará falta recurrir a un experto que nos oriente en el adiestramiento correcto. Con cariño, paciencia y firmeza haremos del dogo argentino un buen y fiel compañero.

Por su fortaleza y carácter es un animal que necesita una actividad elevada, con mucho ejercicio y juegos que le mantengan ocupado. Una casa en el campo o con jardín es su lugar ideal, aunque si se la dedica el suficiente tiempo puede vivir en un piso.





SI TE GUSTO COMPARTILO

 

Otras publicaciones relacionadas