CÁNCER EN PERROS Síntomas, tipos, prevención y tratamiento


CÁNCER EN PERROS Síntomas, tipos, prevención y tratamiento

Qué es el cáncer en perros



Los tumores en los perros son alteraciones de una parte de su organismo que forma una masa de tejido que aumenta de volumen, a causa de una multiplicación y división exagerada de las células.

Existen dos tipos de tumores, los benignos y los malignos o cancerosos. Si el tumor es benigno, las células se multiplican de manera anormal, pero no se extienden a otras partes del cuerpo. En cambio, en los tumores malignos en los perros las células se vuelven cancerosas, y dañan las zonas cercanas al tumor inicial, pudiendo también invadir otras zonas del cuerpo a través del torrente sanguíneo y del flujo linfático.Lamentablemente, los tumores malignos en perros son cada día más frecuentes, sobre todo entre perros senior y se estima que uno de cada dos perros mayores de 10 años sufrirá algún tipo de cáncer.

¿Cuales son los tumores más comunes en los perros? Los tumores que encontramos con más frecuencia entre los perros son el linfoma, osteosarcoma o cáncer de huesos, cáncer de piel y cáncer de mama:

¿Cuales son los tumores más comunes en los perros? Los tumores que encontramos con más frecuencia entre los perros son el linfoma, osteosarcoma o cáncer de huesos, cáncer de piel y cáncer de mama:

El aumento de la incidencia de tumores en los perros hoy en día se debe a varios factores, entre ellos la mayor longevidad que alcanzan nuestros perros, debido entre otras cosas a las vacunas caninas y a los cuidados veterinarios que les ofrecemos. Mientras que antes era más probable que muriesen jóvenes por enfermedad, o en el desempeño de su trabajo como cazadores, ayudantes de pescadores, pastores, perros de combate y otras ocupaciones de riesgo.

¿Qué causa el tumor en los perros? No existe una única causa, sino un conjunto de factores que inciden en la probabilidad de que algunos perros acaben desarrollando tumores. Por ejemplo:

El linfoma es un tumor maligno del los ganglios o el sistema linfático, que puede surgir en cualquier parte del cuerpo. El osteosarcoma es el cáncer de huesos más común en los perros. Afecta principalmente a las razas de perros grandes y gigantes. Existen varios tipos de cáncer de piel en los perros, y algunos de ellos están relacionados con la exposición solar. El cáncer de mama afecta sobre todo a las hembras, y en concreto incide más sobre las hembras que no han sido esterilizadas a edad temprana.



 No todos los tumores de los perros son iguales. Es cierto que algunos tipos de tumores, como el osteosarcoma (que afecta más a los perros grandes) son particularmente agresivos. El osteosarcoma crece rápidamente y tiende a invadir otras zonas del cuerpo del perro, creando metástasis. Si no se detecta y trata al inicio, este tipo de tumores tienen una tasa de mortandad muy alta.

Tumores más frecuentes en perros

En el caso de los tumores malignos que afectan a los perros, la clave del éxito está en una detección y tratamiento temprano. Se estima que más o menos la mitad de los cánceres en perros se pueden curar si se detectan a tiempo.

¿Por qué hoy en día más perros desarrollan tumores malignos?

Es importante detectar a tiempo si un perro pueda padecer un tumor, ya que el tratamiento veterinario adecuado, cuando el tumor aún no está demasiado desarrollado multiplica exponencialmente las probabilidades de curación. ¿Cuales son los síntomas de tumores en perros? Entre los síntomas de tumores caninos más frecuentes que podemos descubrir de forma temprana tenemos:

Factores genéticos, ya que se ha comprobado que algunas razas de perros como el boyero de Berna, golden retriever, bóxer, dóberman o el schnauzer gigante son más propensas a sufrirlos. Exposición excesiva a la luz solar sin protección Una alimentación deficiente en antioxidantes o demasiado rica en conservantes y químicos artificiales podría también influir a largo plazo en la aparición de tumores y otras enfermedades crónicas. El sobrepeso y la obesidad parecen estar asociados a algunos tipos de cáncer, tales como los tumores de mama y de páncreas. Si el perro lleva una vida sedentaria, podrían aumentar el riesgo de padecer cáncer de colon. Ciertos virus y patógenos. Toxinas ambientales y algunos químicos

Si detectas cualquiera de esos síntomas, debes acudir a tu veterinario y contarle tus observaciones. Él examinará a tu perro y podrá realizarle algunas pruebas en su consulta, como análisis de sangre y de orina, rayos X, una biopsia, etc, para a poder ofrecerte un diagnóstico profesional.

¿Como prevenir la aparición de tumores en perros? Nada nos va a asegurar al 100% que nuestro perro estará libre de tumores de por vida, pero sí hay unas cuantas cosas que podemos hacer para mejorar el estado de salud de nuestro perro, reforzar su sistema inmunológico y a fin de cuentas reducir el riesgo de que nuestro perro padezca cáncer. Por ejemplo:

Fiebre Letargo, falta de energía Pérdida de apetito Pérdida de peso Dolor Inflamación en las articulaciones o en cualquier otra parte del cuerpo La presencia de cualquier bulto extraño Cojera y debilidad en las patas

Hace unas décadas, la gente ni siquiera era consciente de que los perros podían padecer cáncer. Sin embargo, la medicina veterinaria ha avanzado mucho en los últimos años en el tratamiento de cánceres y tumores en las mascotas. El tratamiento de un tumor canino no es algo uniforme. Será el veterinario quien nos indique el tratamiento a seguir, que dependerá mucho del tipo de tumor que sea, donde esté localizado, y si se ha detectado a tiempo o no.

En general, los veterinario tienen varias herramientas para tratar los tumores, y son similares a las empleadas para tratar el cáncer en los humanos, tales como:





Si estás preocupado por la salud de tu perro, puedes leer aqui cuales son las enfermedades de perros más comunes y qué síntomas tienen.

Eso dependerá mucho, del país en que te encuentres. Pero en general, no es un tratamiento barato. En términos generales, habrá dos tipos de gastos veterinarios. El primero será el gasto en pruebas diagnósticas, que dependiendo de la dificultad puede ir desde los 100 euros hasta unos mil euros.

Comparte este post! 🙂

Otras publicaciones relacionadas